Categoría: Eventos

Categoría: Destacado

miércoles, 6 de julio de 2016

PACIENTE INTUBADO, UN RETO HOSPITALARIO




  • Los pacientes que requieren ser intubados para brindarles ventilación
 asistida, pueden afrontar eventos adversos.
  • Recomiendan resolver en el menor tiempo posible el problema que llevó a los enfermos a un estado crítico.

El Doctor Martín Antonio Manrique, Director General del Hospital Juárez de México, encabezó la Sesión General, en la que se dio a conocer que entre 14 y 24 pacientes intubados son atendidos en las diferentes especialidades médicas, lo cual representa un reto hospitalario para resolver en el menor tiempo posible el problema que llevó a una situación crítica.

Los doctores Jessica Garduño, Orlando Rubén Pérez Nieto y Ernesto Arteaga, del Servicio de Medicina Crítica de Terapia Intensiva, reiteraron que los pacientes que requieren ser intubados para brindarles ventilación asistida, pueden afrontar eventos adversos.

Entre estos, mencionaron las infecciones nosocomiales, que prolongan la estancia hospitalaria y el costo de su atención, por lo que recomendaron al personal médico y de enfermería que los atienden, dar seguimiento a los protocolos de vigilancia y de higiene básicos, como el lavado de manos.
Ante la comunidad médica del hospital, presentaron el tema de la “Ventilación Mecánica, un Reto Hospitalario”, y resaltaron que este recurso ayuda al manejo de pacientes críticamente enfermos, para tener una ventilación adecuada.

Se trata de pacientes que, sobre todo, son atendidos en los servicios de urgencias, terapia intensiva o en medicina interna, que previamente tienen que ser evaluados para determinar si requieren de ser intubados, para ayudarlos a superar el deterioro de su salud.

A lo largo de la sesión general, subrayaron que todos los pacientes intubados en los diversos servicios médicos, necesitan ser monitoreados, para constatar la evolución de su padecimiento y requieren de un manejo especial, para dar solución del problema que los llevó a un estado crítico, para evitar complicaciones mayores.

Durante su participación, los doctores Garduño, Pérez Nieto y Arteaga, del Servicio de Medicina Crítica de Terapia Intensiva, insistieron en la importancia de mantener al paciente intubado en una posición confortable y, sobre todo, que el personal médico y de Enfermería que lo atienda, sigan adecuadamente los protocolos de higiene, como el lavado de manos.