Categoría: Eventos

Categoría: Destacado

domingo, 2 de abril de 2017

IMPORTANTE EL USO DIARIO DE PROTECCIÓN SOLAR PARA EVITAR DAÑOS EN LA PIEL



  • Un bloqueador con factor de protección 30 es suficiente si se aplica de manera correcta

  • Entre los tumores malignos de la piel más frecuentes se encuentran el carcinoma vasocelular

 Aplicar un bloqueador solar, por lo menos dos veces al día, evitar la exposición al sol de las 10 de la mañana a las 15 horas o utilizar sombrero y manga larga, reduce de manera significativa daños en la piel o la aparición de cáncer, advirtió la doctora adscrita al Servicio de Dermatología del Hospital Juárez de México (HJM), Adriana Machado Chavelas.

En entrevista, la especialista dejó en claro que estas recomendaciones se deben aplicar conjuntamente, incluso en días nublados o lluviosos.

La doctora Machado Chavelas explicó los cuidados que debe tener la población, de acuerdo al tipo de piel y señaló que un bloqueador con factor de protección 30 es suficiente si se aplica en forma correcta. “Se coloca una capa uniforme 20 minutos antes de salir de casa y luego cada cuatro horas, mientras se esté expuesta a la luz del día”.

Los protectores en gel y toque seco, son más adecuados para una piel grasa y mixta. Mientras que aquellos que vienen en crema, lo son para una dermis seca.

Refirió que las personas con tez y ojo claro –con tendencia a la quemadura solar de primer y segundo grados-, así como quienes tienen antecedentes de cáncer deben incrementar las medidas, como el uso de un mayor factor de protección solar.

Entre las consecuencias por la prolongada exposición a la radiación solar, pueden ser complicaciones leves como quemaduras hasta la aparición de tumores o cáncer.

Indicó que las personas con piel clara –porque tienen poca cantidad de melanina-, son más susceptibles a las quemaduras y, en algunos casos, pueden presentar ampollas.

La dermatóloga puntualizó que los pacientes que desarrollan tumoraciones son susceptibles genéticamente, y éstos aparecen en cara, escote y brazos. Este problema se manifiesta a partir de los 40 años de edad, y es consecuencia de una exposición solar desde la infancia.

Entre los tumores malignos de la piel más frecuentes se encuentran el carcinoma vasocelular, que aparece como un grano que se ulcera y no se cauteriza. En algunos casos se forma una costra y al desprenderse sangra un poco y nuevamente se les vuelve a formar costra.

La dermatóloga señaló a los niños y a los adultos jóvenes en etapa productiva, como los grupos de población que tiene más cuidado de la piel.