Categoría: Eventos

Categoría: Destacado

jueves, 11 de mayo de 2017

GRAN FIESTA DE MÚSICA TRADICIONAL CON MOTIVO DEL DÍA DE LAS MADRES


 
·         El grupo Caña Dulce y Caña Brava ofreció su alegre propuesta musical que destaca la sensibilidad femenina, la magia del amor y la pasión por la vida.
 
·         El doctor Martín Antonio Manrique ofreció un mensaje en el que resaltó que el amor de una Madre es único y su presencia nos da armonía
 
 
El Hospital Juárez de México ofreció una gran fiesta tradicional con motivo del Día de las madres, con el fandango jarocho que obsequió el grupo Caña Dulce y Caña Brava. Por casi dos horas, el tradicional grupo ofreció su alegre propuesta musical con una dedicatoria a las madres trabajadoras, pacientes hospitalizadas, las que acudieron a la Consulta Externa y, especialmente, a las que tienen a sus hijos ausentes.
 
Con contagiosos sones, que combinan el sonido armónico de la jarana, el arpa y el violín, con los versos cantados y el zapateado, el grupo musical veracruzano deleitó a las madres a las madres que llenaron el Auditorio “Doctor Manuel Velasco Suárez”.
 
Muchas trabajadoras llegaron con sus hijos en brazos, otras más con sus nietos y no pocas llevaron a sus mamás. Varias pacientes llegaron incluso en sus sillas de ruedas, acompañadas de sus familiares. Todas ellas esbozaron una gran sonrisa de satisfacción al recibir el cariño, chocolates y rosas.
 
En el evento, encabezado por el doctor Martín Antonio Manrique, Director General, e integrantes del Cuerpo de Gobierno del HJM, Adriana Cao Romero Alcalá; Raquel Palacios Vega, Violeta Romero Granados y Alejandro Loredo Ramírez interpretaron coplas que narran y destacan la sensibilidad femenina, la magia del amor y la pasión por la vida.
 
Entusiasmadas por el festejo, doctoras, enfermeras, trabajadoras sociales, personal de informes y servicios generales del hospital disfrutaron y cantaron los alegres sones jarochos, el ritmo veracruzano, que conjugan las singulares notas del arpa, requinto, jarana, quijada y violín.
 
Cultivamos la música que heredamos de nuestros abuelos. Para que nuestras tradiciones no se pierdan. Que la música sea el mejor de los abrazos. Vivimos Tiempos difíciles y tenemos que animarnos para hacernos la vida bonita”, señalaron los integrantes del grupo, proveniente de Tlacotalpan, Veracruz, aunque aclararon que tuvo su nacimiento musical en Tuxtepec, Oaxaca, hace nueve años.
 
De entrada, Caña Dulce y Caña Brava interpretó pegajosos sones de gran sabor jarocho, como El Carpintero, El Guapo, Los Chiles Verdes y el Buscapiésque las madres asistentes premiaron con largos aplausos.
 
Ante el entusiasmo de los presentes, vendrían luego interpretaciones como La Indita, Toro Zacamandú y El Gallo, con hondas raíces veracuzanas. “Es una música que hace hervir la sangre en la venas”, afirmó una de las madres agasajadas.
 
Algo mágico pasó, la pasión se desbordó, dijo Adriana Cao Romero Alcalá, antes de unir su voz a la de sus compañeros que a continuación cantaron El Pájaro Cú, El Trompito y La Morena, antes de finalizar con la más famosa de todas: La Bamba.
 
El concierto musical, organizado por la maestra Blanca Villaseñor, brindó un momento de alegría y esparcimiento para todas las madres, y al final, el doctor Martín Antonio Manrique ofreció un mensaje en el que resaltó que el amor de una Madre es único, por ello es fundamental reconocerlas siempre, para demostrarles todo el amor que sentimos por ellas.
 
En este Día de las Madres, hizo hincapié, la Dirección General y el Cuerpo de Gobierno saluda con gran cariño a todas las compañeras madres trabajadoras. Por eso es que en esta ocasión compartimos este concierto musical, para reconocerles todo su esfuerzo y cariño que día a día ofrecen a nuestros pacientes. Pero también para recordarles una vez más que su presencia nos da armonía y hace que el mundo sea más bello.