Categoría: Eventos

Categoría: Destacado

viernes, 5 de mayo de 2017

NUEVAS TECNOLOGÍAS PARA ATENDER TRASTORNOS DE LAS VÍAS BILIARES


En el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades biliares, la medicina cuenta desde hace varias décadas con múltiples tecnologías, como la endoscopía que permite una visualización directa de los conductos biliares, afirmó el doctor Martín Antonio Manrique, Director General del Hospital Juárez de México, al inaugurar el X Congreso de Enfermería Médico Quirúrgica "Calidad y Seguridad en la Atención del Paciente Quirúrgico”.

Señaló que la patología biliar es un reto para el endoscopista; sin embargo, expuso que mediante el uso de nuevas tecnicas, como el Spy Glass es posible la toma de biopsias de lesiones sospechosas y, en caso de requerirse, facilitar las intervenciones terapéuticas.

En el auditorio “Doctor Manuel Velasco Suárez”, afirmó que la endoscopía representa una herramienta cuyo costo-beneficio es invaluable en el diagnóstico y manejo de una variedad de trastornos pancreatobiliares.

Las investigaciones y el desarrollo de nuevas tecnologías en Endoscopía en los últimos años han mejorado las habilidades y destrezas del endoscopista, que ha alcanzado una experiencia significativa.

En ese sentido, aclaró que la Colangiografía Endoscópica ha evolucionado de ser un procedimiento diagnóstico, hasta convertirse en una  intervención principalmente terapéutica, debido a mejoras en otras posibilidades, que incluyen la resonancia magnética y el ultrasonido endoscópico, entre otras.
Esto, recalcó el doctor Martín Antonio Manrique, permite el reconocimiento temprano y el manejo apropiado de los eventos adversos, para reducir la morbi-mortalidad relacionada.

Hizo notar que en los últimos años, la endoscopia biliar ha visto el surgimiento de múltiples técnicas que permiten la observación directa de la vía biliar, por medio de una una sonda flexible, la cual presenta una luz que permite que las cavidades o conductos sean observables, así como una cámara en el extremo de la sonda.

Dicha sonda, explicó, se utiliza introduciendo el instrumento a través de un orificio natural del cuerpo como la boca, el recto o la uretra, o también a través de una incisión.

Por lo que toca al Spy Glass, dijo que esta técnica es utilizada principalmente en los países orientales, cuya Tasa de éxito es superior al 90%. Se trata de una técnica segura y con alta tasa de efectividad del 100%, añadió.

Se trata –detalló- de una avanzada tecnología, segura y con alta tasa de efectividad del 100 por ciento, que permite al endoscopista la óptima visualización de las vías biliares y pancreáticas y además realizar procedimientos de diagnóstico y tratamiento, en más del 90% de los casos.

A lo largo de su exposición, el doctor Martín Antonio Manrique reiteró que el Spy Glass ofrece numerosas ventajas en el diagnóstico de lesiones en las vías biliares y pancreáticas, la evaluación de estenosis de causa indeterminada como el cáncer, la realización de biopsias y la localización de cálculos biliares y pancreáticos.