Categoría: Eventos

Categoría: Destacado

miércoles, 5 de julio de 2017

LA POBLACIÓN DEBE ACUDIR AL PSICÓLOGO PARA AFRONTAR MEJOR LA VIDA


·         Psicólogos concluyen su internado en el Hospital Juárez de México
 
·         Resistencias, obstáculos y tabúes que impiden a la gente acercarse al psicólogo para tener ayuda profesional, dijeron

Las dificultades económicas y sociales, así como la situación de violencia que vive el país influyen y repercuten más en la salud mental de la población, que las recomendaciones médicas para cambiar sus estilos de vida y mejorar su salud, afirmaron especialistas en Medicina Conductual del Hospital Juárez de México.

Al concluir su internado en el HJM y obtener el grado de Maestría en Psicología, señalaron que al igual que la población acude a revisión con el ofalmólogo, el dentista o el médico general, la población debe ir también con el psicólogo, para desarrollar estrategias que les ayuden a afrontar mejor la vida.

“Tenemos que superar las resistencias, obstáculos y tabúes que impiden a la gente acercarse al psicólogo para tener asistencia y ayuda profesional, que le ayude a superar las dificultades, situaciones de estrés y frustración que predominan en la actualidad”, dijeron.

En entrevista, coincidieron en que a través de la técnica cognitivo conductual pudieron establecer una cercana relación con los pacientes, los pacientes sienten que deben ajustar su vida más a los niveles de la seguridad y la autoprotección, que a la prevención de la salud.

Señalaron que a lo largo de estos dos años de trabajar cercanamente a los pacientes y sus familiares, en las diferentes especialidades del HJM, se percataron de que la gente está más preocupada por su situación económica, que por su propia atención médica. “Y ello -ocasiona que muchos de ellos no tengan apego al tratamiento”.

La población también ve más amenazado su entorno familiar, por la violencia y las adicciones que pudieron afectar a sus hijos, y esto repercute negativamente en su estabilidad emocional, dijeron.

Los pacientes desarrollan problemas de estrés y presentan síntomas de ansiedad, depresión y baja autoestima, y en estos casos la intervención psicológica les puede ayudar a enfrentar sus padecimientos y ayudarlos a adaptarse a mejorar su calidad de vida, dijeron.

Frente a esta situación, Fátima Espinoza Salgado, quien estuvo asignada al Servicio de Oncología, calificó su estancia en el HJM como una gran experiencia personal y una oportunidad para culminar su formación académica y afianzar su crecimiento profesional.

El perfil de los pacientes con muchas necesidades económicas los llevan a afrontar dificultades de adherencia a su tratamiento, y es grande el riesgo de abandono del tratamiento por el costo económico que implica su tratamiento.

Resaltó que lo más importante de su paso por el HJM, fue la oportunidad de tener maestros que se interesan por desarrollar las habilidades clínicas y el ojo clínico para entender los problemas de salud mental que presentan los pacientes, sobre todo aquellos que afrontan una enfermedad crónica, como el cáncer, diabetes o la hipertensión.

Aline Suárez Rayo indicó por su parte que la práctica clínica en el Servicio de Medicina Interna fue una experiencia “profesionalizante”. El trabajo con los pacientes del HJM ayuda al proceso de aprendizaje, ya que da las bases para diferenciar el tipo de intervención para cada paciente en específico.

En la atención de los pacientes, confirmamos además que sus afecciones y los procedimientos médicos influyen en su estado general de salud. Les generan problemas de incertidumbre, depresión y ansiedad, entre otros.

Por su parte, Alberto Gómez, dijo que en la Clínica del Dolor y Cuidados Paliativos, es tarea fundamental ayudar a los pacientes con dolor crónico y problemas como Artritis Reumatoide o lumbalgia, entre otros, a adaptarse a su condición y mejorar su calidad de vida.

Los especialistas son egresados de Facultad de Estudios Superiores de Iztacala, que en agosto del 2015 iniciaron el Programa de Posgrado en Psicología en el HJM, bajo la dirección del doctor Mario Ricardo Gallardo Contreras, Jefe del Servicio de Psiquiatría del Hospital Juárez de México.