Categoría: Eventos

Categoría: Destacado

viernes, 29 de septiembre de 2017

EL HJM ENTREGÓ DESPENSAS A DAMNIFICADOS EN TETELA DEL VOLCÁN


·         Se reparten despensas a las familias afectadas por el terremoto del pasado 19 de septiembre.

En Tetela del Volcán, Morelos, en las faldas del Popocatépetl, el Hospital Juárez de México continuó con el reparto de despensas a las familias afectadas por el terremoto del pasado 19 de septiembre.

En medio de la emergencia, mientras los brigadistas del HJM entregaban la ayuda humanitaria, "Don Goyo", como se conoce aquí al volcán, tuvo varias explosiones de baja intensidad e incrementó la emisión de fumarolas. Sin embargo, para la mayor parte de la población, la actividad volcánica es algo de todos los días, y lo toman con normalidad.

Aquí, donde la fuerza del sismo dañó centenares de casas, la gente agradeció la ayuda que mucha gente, fundaciones y empresas han llevado al Hospital Juárez de México, con la seguridad de que se entregará directamente a las familias que más lo necesitan.

Las despensas, que armaron voluntarios en el Hospital, contienen latas de atún, frijol, arroz, galletas, leche, aceite, agua, papel sanitario y sopas de pasta. Adicionalmente armaron paquetes para quienes tienen niños, que contenian alimentos para bebés, pañales, leche en polvo, jugos, frazadas y hasta juguetes. Hombres y mujeres reciben los paquetes y señalan: "no se olviden de nosotros. Necesitamos todo lo que puedan darnos".

Muchos narran sus historias sobre la manera en que enfrentaron el temblor, como si con ello descargaran un peso que traen dentro:

"Primero rugió la tierra, y luego todo se estremeció con violencia". "Se quebraron las paredes, el techo y el piso". "Nunca había sentido algo así en mi vida. Los muros se movían como si fueran de papel". "Parecía como si un camión pesado estuviera pasando frente a la casa. No me pude mover". "La casa se cimbraba. Me quedé ahí en el lavadero. No alcancé a salir". "Mi casa crujía como si se quejará". "Pensé que la tierra se abriría y se tragaría la casa", fueron algunos de los testimonios de las personas que hablaron del momento que vivieron durante el sismo. Otros dijeron: "Estuvo Muy feo", y no pudieron explicar más.

Como ha ocurrido en otras comunidades afectadas, los brigadistas del HJM constataron la presencia de otros grupos de apoyo, como los alumnos del Instituto Politécnico Nacional. "Venimos de Zacatenco. Queremos dar algo de ayuda a la gente de Tetela del Volcán", dijeron.

También ahí estaban integrantes del grupo "Topos Azteca", que llegaron hasta este lugar desde el miércoles de la semana pasada. Solicitaban herramientas, para continuar su labor, y recibieron con gusto la carretilla, palas, cascos, guantes de carnaza, cascos, googles y cubrebocas industriales que la brigada del Hospital Juárez de México les entregó, para continuar con su labor de ayuda a las víctimas.

Al finalizar la distribución de despensas, las amas de casa y padres de familia reiteraron a los brigadistas: "no se olviden de nosotros. Ya pasamos el temblor, pero ahora viene la reconstrucción”.