Categoría: Eventos

Categoría: Destacado

martes, 17 de octubre de 2017

IMPULSAR UNA EPIDEMIA SOCIAL QUE REDUZCA INFECCIONES Y SALVE VIDAS


·         Inician los trabajos del Segundo Congreso de Seguridad del Paciente en el Hospital Juárez de México
·       Disminuyen en 50% las Infecciones Asociadas a la Atención en Salud

El Hospital Juárez de México disminuyó en 50% las infecciones asociadas a la atención en Salud, IAAS, afirmó la doctora Mónica Cureño Díaz, Directora de Planeación del Hospital Juárez de México, quien señaló que los incidentes infecciosos, como neumonías, se redujeron en la Terapia de Adultos, Unidad de Cuidados Intensivos Coronarios y la Terapia Intensiva Pediatría.

Sin embargo, puntualizó que el gran reto es que haya tolerancia cero contra las infecciones.  Por lo que convocó a consolidar la “Epidemia Social que Salve Vidas: por medio de las buenas prácticas”.

Al participar en los trabajos del Segundo Congreso de Seguridad del Paciente, que se lleva a cabo en el Auditorio “Doctor Manuel Velasco Suárez” del HJM, destacó que para hacer frente a este problema, en el hospital se impulsa un Programa de Prevención y Control de Infecciones, que busca influir en la conducta del personal, para adoptar la cultura de la prevención, y minimizar los riesgos de adquirir IAAS.

En su exposición, sostuvo que las IAAS representan un problema de salud pública, ya que afectan aproximadamente al 15% de los pacientes ingresados en los hospitales y al 34% de los pacientes en unidades de cuidados intensivos, y tienen una letalidad del 21.2%.

La epidemióloga señaló sin embargo que entre un 20 y el 70 por ciento de dichas infecciones son prevenibles. Para hacer frente a este problema, en el HJM se impulsa un Programa de Prevención y Control de Infecciones que pretende influir en la conducta del personal, para adoptar la cultura de la prevención.

Señaló que la Unidad de Vigilancia Epidemiológica del HJM impulsa dicho programa que tiene como objetivo minimizar los riesgos y consolidar la prevención y control de las infecciones, el uso racional de antimicrobianos, la evaluación de nuevos productos e insumos utilizados en la institución, y la capacitación continua.

Entre dichas acciones, la doctora Cureño Díaz destacó la importancia del Segundo Congreso de Seguridad del Paciente que organiza el HJM, así como la implementación de varias estrategias, como un Paquete de medidas preventivas para reducir las Neumonías Asociadas a Ventilador (NAV), en agosto del 2013; y desde el 2014 un programa de concientización para el Lavado de Manos.

Asimismo, destacó el convenio entre el Hospital Juárez de México y la Comunidad Científica Internacional de Control de Infecciones Nosocomiales (INICC), que tiene como fin disminuir las infecciones hospitalarias, que tienen un alto impacto económico, prolongan la estancia hospitalaria y provocan el deterioro de los pacientes.

Esta, hizo notar, es una herramienta de vigilancia de Infecciones asociadas a la atención en salud en las diferentes áreas hospitalarias, como unidades de cuidados intensivos y quirófanos, para prevenir los incidentes infecciosos.

La epidemióloga destacó la formación de líderes en higiene de manos, que conozcan la técnica establecida en el HJM, que practiquen higiene de manos en los cinco momentos recomendados por la OMS, que promuevan la higiene de manos entre sus compañeros y colegas, y que difundan que los médicos residentes del HJM si se lavan las manos.

Al respecto, la doctora Cureño Díaz expuso que a pesar de las molestias que esta buena práctica puede ocasionar, permitirá reducir los riesgos para transmitir infecciones hospitalarias.

Con el fin de reforzar esta estrategia, dijo que en el hospital de estableció un módulo de verificación sanitaria en higiene de manos y un decálogo para el control de infecciones, que incluye el uso de uñas cortas y no esmaltadas, el desecho adecuado de objetos punzocortantes, y el reforzamiento de prácticas seguras.

Para resaltar la importancia de esta medida, recordó que 15 de diciembre del 2016, el Senado de la República aprobó la modificación de la Ley General de Salud para adicionar la vigilancia, prevención y control de las IAAS, con el fin de estandarizar en todos los hospitales el lavado de manos.