Categoría: Eventos

Categoría: Destacado

miércoles, 18 de octubre de 2017

SE CONMEMORA POR PRIMERA OCASIÓN EL DÍA DE LA SEGURIDAD DEL PACIENTE



·         También, por primera se ocasión impuso un “Lazo Amarillo”, como símbolo de la seguridad, calidad y calidez en la atención a los pacientes

·         Se trata de una iniciativa del Hospital Juárez de México, para avanzar en la cultura del reporte del evento adverso sin propósitos punitivos

El Hospital Juárez de México conmemoró por primera vez el Día de la Seguridad del Paciente, que se propondrá celebrar en el Sistema Nacional de Salud cada 18 de Octubre.

En este marco, también por primera ocasión impuso un “Lazo Amarillo” al doctor Martín Antonio Manrique, Director General del HJM, como símbolo de la convicción y el compromiso con la seguridad, calidad y calidez en la atención a los pacientes.

En el marco del Segundo Congreso de Seguridad del Paciente, el doctor José Manuel Conde Mercado, Titular de la Unidad de Enseñanza, señaló que con esta iniciativa, el HJM confirma los principios que desde el 2004 estableció por la seguridad de los pacientes.

Al dedicarle un día especial, se fortalece el compromiso con la calidad, se involucra al personal del sector salud en el mejoramiento de los procesos de atención, y se avanza en la cultura del reporte del evento adverso sin propósitos punitivos, disciplinarios o de sanción, sino para evitar su repetición, justificó.

Ante la comunidad médica, médicos residentes, personal de enfermería y de administración, e invitados especiales, la maestra Silvia Navarrete Camacho, Jefa de los Servicios de Enfermaría, impuso el primer “Lazo Amarillo” al doctor Martín Antonio Manrique, y posteriormente se repartió a todos los asistentes al Auditorio “Doctor Manuel Velasco Suárez”.

Durante la ceremonia, reiteró que la seguridad del paciente es una prioridad en el HJM, y todavía hay mucho qué hacer para vencer resistencias, que impiden reconocer que los eventos adversos son una realidad en los hospitales.

Asimismo, expuso que el apego a las buenas prácticas clínicas es un requisito indispensable para elevar los estándares de mejora en la calidad de la atenciónen todas las áreas nosocomiales, y se da cumplimiento de las metas internacionales de seguridad del paciente, relacionadas con el Manejo y Uso de los Medicamentos, Prevención y Control de Infecciones, Gestión y Seguridad de las Instalaciones y Competencias y Educación del Personal.

Con este propósito, se busca identificar los eventos adversos, como los errores en la medicación, exceso de confianza en el manejo de medicamentos, paquetes de sangre y la identificación de pacientes que entran al quirófano o se realizan algún análisis, dijo.