Categoría: Eventos

Categoría: Destacado

viernes, 3 de noviembre de 2017

ENTRISTECE QUE LOS NIÑOS PIERDAN SU PELO POR EL CÁNCER, POR ESO DONÉ MI TRENZA


·         Docenas de mujeres, niñas y algunos varones se sumaron al Trenzatón organizado por el HJM
·         “Hoy por ellos, mañana quien sabe si también por nosotras”
Llegaron con su entusiasmo y deseos de sumarse a una acción con causa que beneficiará a pacientes con cáncer, que han perdido su cabello a consecuencia del tratamiento de quimioterapia: el Trenzatón del Hospital Juárez de México. 
La mayor parte eran mujeres y niñas, pero también varios varones se animaron a participar en esta acción de solidaridad y apoyo a los enfermos que requieren de una peluca oncológica, mientras se someten al tratamiento. 
Algunos tuvieron que llegar temprano para ir a trabajar después, a la escuela o atender sus necesidades personales, pero nada les quitó la voluntad de expresar su apoyo y solidaridad a las personas que por los tratamientos de quimioterapia han perdido su pelo.
Antonio Vázquez Montoya, empleado de Obras públicas del municipio de Chimalhuacán, fue el primero en llegar al hospital. Con una trenza que le llegaba a la cintura. “Me levanté antes de las seis de la mañana, para no retrasarme”. Dijo que hace cinco años un familiar enfermó de cáncer y se sintió muy mal porque perdió el pelo. En solidaridad y para que no se sintiera mal entonces me rapé. Ahora me lo dejé crecer, para que a otra persona le pueda servir.  
Emma Silva, Carmen Georgina Hurtado Peña, Yoali Rivas, Carmen Rojas y Dulce Pérez, también fueron de las primeras en llegar y aguardar a que les cortaran el pelo. “Esta es una buena acción que ayudará a otras mujeres a sentirse bien. Ha sido fabuloso ver aquí a muchas personas con interés de donar su pelo a quienes hoy necesitan una peluca oncológica. Hoy por ellos, mañana quien sabe si también por nosotras”, dijeron.
Margarita Torres y Karina Anayanze Hernández Contreras vinieron desde los municipios de Tultitlán y Tecámac, respectivamente, para donar sus trenzas de más de 30 centímetros. Dijeron que desde hacía tiempo querían donar su cabello, hasta que se enteraron del Trenzatón que estaba organizando el HJM.  
Allison Camila, de seis años de edad, llegó acompañada de sus padres, dispuesta a dejarse cortar el pelo. La pequeña estudiante de primero de primaria en la escuela “Gustavo Adolfo Bécquer”, dijo que le daba pena y le entristecía que hubiera niños enfermos con cáncer y que por ello perdieran su pelo. “Lo bueno es que luego me va a crecer”, añadió.
Las niñas Romina, de nueve años, de la escuela “Comodoro Manuel Azueta”; Emily Aitana, de siete años, de la escuela “Manuel Ruiz Rodríguez”; Daniela, de 12 años, de la escuela “Isidro Fabela”, en Coyoacán, entre otras, llegaron con sus familiares, que se mostraron orgullosos de la actitud solidaria de las niñas.
Todas aguardaron pacientemente su turno para pasar al estilista. Ojalá que mi pelo le de algo de felicidad a las personas que lo vayan a usar, coincidieron, las pequeñas estudiantes, quienes aclararon que habían pedido permiso en sus escuelas, para sumarse a esta causa.