Categoría: Eventos

Categoría: Destacado

sábado, 18 de noviembre de 2017

LA CLÍNICA DE CATÉTERES DEL HJM ES UN REFERENTE EN LAS BUENAS PRÁCTICAS


·         El HJM presente en la Primera Reunión de Consenso Latinoamericano de Expertos en Accesos Vasculares Periféricos Cortos

·         En la reunión participaron especialistas de Brasil, Chile, Argentina, Colombia, Guatemala y México
A cinco años de su creación, la Clínica de Catéteres del Hospital Juárez de México es un referente en las buenas prácticas apegadas a la normatividad y protocolos establecidos oficialmente a nivel nacional para la seguridad del paciente, afirmó Andrea Garduño Crespo, Maestra en Administración de Hospitales, Andrea Garduño Crespo.
Señaló que durante el Panel Latinoamericano de Expertos en Terapia de Infusión que se llevó a cabo en México, se reconoció el cumplimiento de la norma oficial mexicana 022 SSA3-2012, disminuyó en el HJM los riesgos de eventos adversos en el manejo de los catéteres colocados a pacientes hospitalizados y ambulatorios que lo requieren.
Tras su participación en la Primera Reunión de Consenso Latinoamericano de Expertos en Accesos Vasculares Periféricos Cortos, organizada por la Comisión Permanente de Enfermería y la Asociación Mexicana de Profesionistas en Terapia de Infusión (AMPTI A.C.) la especialista se refirió a un antes y un después de la creación de la Clínica de Catéteres  en el HJM.
Dijo que antes de 2012 se trabajaba de acuerdo a las buenas prácticas sin contar con un sustento científico real aplicado al manejo de los catéteres. Sin embargo, a partir de la norma oficial mexicana 022 SSA3-2012, se instituyeron condiciones generales de la terapia intravenosa. En un principio –recordó- estas acciones estuvieron enfocadas a la atención de alrededor de 420 pacientes oncológicos ambulatorios.
Sin embargo, al crearse la Clínica de Catéteres el 16 de julio de 2015, se amplió el servicio a todos los pacientes hospitalizados, incluyendo las áreas críticas y de urgencias, en donde se atienden entre 470 a 520 pacientes mensualmente.  “Ello significa que alrededor de 900 pacientes requieren terapia intravenosa”, añadió.
Esta situación, hizo hincapié, ha permitido disminuir los riesgos de eventos adversos relacionados con la instalación, mantenimiento y retiro de los catéteres venoso central, yugular, subclavia, femoral y Picc.
Todo ello quedó de manifiesto durante los trabajos de la Primera Reunión de Consenso Latinoamericano de Expertos en Accesos Vasculares Periféricos Cortos, en donde tuvieron como objetivo elaborar recomendaciones de práctica, aplicables a los países de América Latina, en este tipo de accesos vasculares.
En la reunión participaron especialistas de Brasil, Chile, Argentina, Colombia, Guatemala y México. Nuestro país estuvo representado por el Instituto Nacional de Cancerología, Hospital 20 de Noviembre (ISSSTE) Centro Médico Siglo XXI (IMSS), Hospital GEA González y el Hospital Juárez de México.
Por lo que toca al HJM, hizo notar que cada cuatro meses de lleva a cabo un curso taller dirigido a las aproximadamente 900 enfermeras para la actualización de la terapia intravenosa, por lo cual varias de ellas pertenecen a la Asociación Mexicana de Profesionistas en Terapia de Infusión (AMPTI A.C.)