Categoría: Eventos

Categoría: Destacado

viernes, 15 de diciembre de 2017

BEETHOVEN, SU VIDA, OBRA Y GRANDES PASIONES EN EL HJM


  • Los doctores José Moreno Rodríguez, Eurídice Robles Pérez y Víctor Ramos Cano refirieron pasajes de la vida personal y la extensa producción del compositor

  • Ludwig van Beethoven nació en Bonn (hoy Alemania) el 16 de diciembre de 1770, y este jueves cumpliría 247 años de edad
La vida, obra y grandes pasiones de uno de los más grandes genios de la música universal: Ludwig van Beethoven, fueron presentadas ante la comunidad del Hospital Juárez de México, durante la Sesión General en la que se refirieron diversos pasajes de la vida personal y la extensa producción del compositor, quien nació en Bonn (hoy Alemania) el 16 de diciembre de 1770 (este jueves cumpliría 247 años de edad).
Ante un expectante auditorio, que escuchó algunas partes de las diferentes obras del compositor alemán, el doctor José Moreno Rodríguez, director de Investigación, acompañado por los doctores Eurídice Robles Pérez y Víctor Ramos Cano, explicó los grandes periodos creativos y el legado extraordinario del músico que compuso 863 obras.
Durante la Sesión General, encabezada por el doctor Martín Antonio Manrique, Director General del HJM, dijeron que en su primera etapa, Beethoven tuvo una gran influencia del modelo establecido por el otro gran genio de la música, Wolfgang Amadeus Mozart, así como Joseph Hyden, considerado el padre de las sinfonías, y Antonio Salieri, quien rivalizó con Mozart.
Mencionaron que en una segunda época, Beethoven escribió obras en que hizo gala de un dominio de la forma y la expresión, y como ejemplo de ello se refirieron a la ópera Fidelio, sus ocho primeras sinfonías, sus tres últimos conciertos para piano y el Concierto para violín.
De este período, los asistentes al Auditorio “Doctor Manuel Velasco Suárez” escucharon el Segundo Movimiento de la VII Sinfonía, y la parte más famosa de la Sinfonía número 3 “Heroica”, que inicialmente estuvo dedicada a Napoleón Bonaparte, pero después Beethoven la tachoneó, y la dedicó al príncipeJoseph Franz von Lobkowitz.
A continuación, los tres participantes en la sesión general del HJM dijeron que sus obras más innovadoras y personales se ubican en la tercera etapa. Sin embargo, mencionaron que por su complejidad, fueron incomprendidas por la novedad de su lenguaje armónico y su forma poco convencional.
La Novena Sinfonía, la Missa solemnis y los últimos cuartetos de cuerda y sonatas para piano representan la culminación de este período y del estilo tardío de Ludwig van Beethoven.
Los asistentes al auditorio “Doctor Manuel Velasco Suárez” escucharon el cuarto movimiento de la Novena Sinfonía, conocida como “la coral”, que fue compuesta cuando el músico había perdido completamente el sentido del oído.
Sin embargo, también mencionaron algunos aspectos de su vida personal, marcada por un padre impositivo, su mal carácter, la relación amorosa fallida, alcoholismo y, sobre todo, la sordera que comenzó a afectarle a partir de 1796, y que desde 1815 le privó por completo de la facultad auditiva, que lo fue aislando.
Hicieron notar que Ludwig van Beethoven también mantuvo una estrecha relación con Johann Wolfgang von Goethe, y de 1810 a 1811 Beethoven compuso algunas canciones con versos del poeta: Erlköning, Mar en calma y un feliz viaje, La bella zapatera, A la esperanza, Anhelo, entre otras. Luego, los dos amigos se distanciarían.
Asimismo, destacaron que los últimos años de la vida de Beethoven estuvieron marcados también por la soledad y una progresiva introspección, pese a lo cual prosiguió su labor compositiva.