Categoría: Eventos

Categoría: Destacado

viernes, 16 de febrero de 2018

RECOMIENDAN PUBLICAR TRABAJOS DE INVESTIGACIÓN EN REVISTAS ESPECIALIZADAS


·         En México sólo existen 28 revistas médicas que difunden los resultados de investigaciones científicas
·         Recomendación: evitar prácticas en que se intenta presentar creaciones ajenas como propias

Con un llamado a los médicos del Hospital Juárez de México, para publicar trabajos de investigación, el doctor Manuel Ramiro Hernández, Editor de la Revista Médica del IMSS, señaló que en México sólo existen 28 revistas que tienen la finalidad de difundir los resultados de investigaciones científicas.

Esto –remarcó- es una tragedia, ya que en otros países se da mayor difusión a estos trabajos especializados, como Estados Unidos, que cuenta con mil 928 revistas médicas especializadas; Reino Unido, que tiene mil 267; Holanda, con 522, y China, con 132.

Expuso la conveniencia de publicar trabajos especializados en nuestro país, con el convencimiento de que la información científica es importante y es indispensable difundirla, además de que con ello se cumple con obligaciones o requerimientos profesionales o institucionales.

Al participar en la Sesión General del Hospital Juárez de México, el doctor Manuel Ramiro Hernández presentó una conferencia “Calidad Científica de la revista del Hospital Juárez de México y Ética de la Publicación Científica”.

A lo largo de su exposición, recomendó a los médicos interesados en publicar en revistas que tengan mayor factor de impacto, que es una medida sobre la importancia de la publicación de una revista científica. Dicho Factor de Impacto –detalló- se calcula por el número de veces en que dichos artículos son citados en otras publicaciones en un periodo de dos años.

Por ello, les hizo notar, es indispensable tomar en consideración la revista en que se pretende publicar algún texto, para que sea mejor recibido y obtenga la mayor difusión posible.

Por otra parte, el Editor de la Revista Médica del IMSS criticó el plagio intelectual, como una práctica que debe evitarse por parte de los investigadores que intentan presentar creaciones ajenas como propias.

Frente a esta situación, recomendó a los interesados que se aseguren de tener propiedad intelectual del material que traten de publicar, y sobre todo, hacerlo únicamente sí están seguros de que lo que se va a difundir es original y trascendente.

“Se deben citar y referir puntualmente los datos, las ideas que no son propias y nunca transcribirlas textualmente; especialmente en las conclusiones de nuestro escrito”, agregó.

A lo largo de su presentación, explicó que las revistas coadyuvan a difundir el conocimiento, y se han convertido en un mecanismo para evaluar a las investigaciones y a los investigadores.

También hizo notar que la subvención de las investigaciones y en algunas ocasiones de los investigadores están basadas no en el análisis de las publicaciones si no que son evaluados por la revista en que aparecieron y las citas que obtuvieron.

A lo largo de su presentación, hizo hincapié en que la revista Archives of Medical Research, que es patrocinada por el Instituto Mexicano del Seguro Social, es la revista latinoamericana mejor situada.