Categoría: Eventos

Categoría: Destacado

lunes, 26 de febrero de 2018

RECONOCIMIENTO A RESIDENTE DEL HJM EN EL CURSO DE RADIOLOGÍA E IMAGEN


·         El doctor Jesús Alejandro Toro Hernández obtuvo el Primer Lugar en el LII Curso Internacional de Radiología e Imagen

·         Presentó el trabajo de investigación sobre “Clasificación de los nódulos tiroideos por Tirads y su correlación citológica con el sistema Bethesda en el Hospital Juárez de México durante los años 2014 al 2016

La prevalencia de los nódulos en la tiroides se han incrementado en México, por lo que es indispensable que la población se realice estudios anualmente, a fin de descartar la presencia de cáncer, afirmó el doctor Jesús Alejandro Toro Hernández, al obtener el Primer Lugar en el LII Curso Internacional de Radiología e Imagen de la Sociedad Mexicana de Radiología e Imagen, A.C..

El médico residente del Hospital Juárez de México, señaló que el reconocimiento lo obtuvo por el trabajo de investigación sobre “Clasificación de los nódulos tiroideos por Tirads y su correlación citológica con el sistema Bethesda en el Hospital Juárez de México durante los años 2014 al 2016”.

Explicó que el sistema de clasificación de los nódulos tiroideos Tirads (Thyroid Imaging Reporting and Data System), es de reciente aplicación en el país, especialmente en el Hospital Juárez de México, en donde se ha demostrado que es útil y puede aplicarse en la práctica diaria.

En entrevista, explicó que los nódulos tiroideos son una lesión dentro de la glándula tiroidea, y su incidencia es más alta entre las mujeres jóvenes en edad productiva, por lo que reiteró la conveniencia de determinar oportunamente si son benignos o malignos.

Explicó que en el estudio realizado en el HJM, se analizaron 229 casos de nódulos en la tiroides, de los cuales seis fueron considerados como de riesgo o sospechosos de malignidad, por lo que se consideraron como candidatos para realizar la punción y aspiración con aguja fina para obtener citología diagnóstica. “Dicha prueba se considera en la actualidad como el mejor método para distinguir entre nódulo tiroideo benigno y maligno”, recalcó.

En estos casos sospechosos –agregó—los diagnósticos se contrastaron mediante la prueba de Bethesda, y sus resultados confirmaron el diagnóstico. Con ello se puede concluir que tanto el sistema de clasificación de los nódulos tiroideos Tirads, como el sistema Bethesda, son complementarios.

Los estudios realizados demuestran la confiabilidad y efectividad de la clasificación Tirads, que puede ser mayormente utilizado por los radiólogos y especialistas clínicos en el sector salud, señaló el doctor Jesús Alejandro Toro Hernández.

Por su parte, el doctor Agustín Rodríguez Blas, Jefe del Servicio de Radiología e Imagen del HJM, informó que durante el 2017 se realizaron en este servicio 84 mil 780 estudios de imagenología.