Categoría: Eventos

Categoría: Destacado

viernes, 2 de febrero de 2018

UTILIZAR FAJAS POR LARGO TIEMPO PUEDE CAUSAR PROBLEMAS DE SALUD

Utilizar fajas lumbares o cinturillas por largos periodos puede afectar el nervio ciático y causar dolor y entumecimiento, advierte experta.

La ciática, dolor por algún problema del nervio ciático, el cual controla los músculos de la parte posterior de la rodilla y la inferior de la pierna, puede ser causada por el uso prolongado de fajas lumbares o cinturillas, alertó María Dolores Enciso González, especialista del Servicio de Medicina del Deporte del Hospital Juárez de México.

Enciso González indicó que este tipo de prendas sólo deben utilizarse previa prescripción médica y por el tiempo indicado por el especialista.

Mencionó que la ciática es uno de los principales problemas de discapacidad para caminar, pues, cuando se tienen músculos flojos, se cierran los espacios intervertebrales y se comprimen los nervios, lo que provoca dolor en el nervio ciático hacia una o ambas piernas.

Otros síntomas son debilidad, entumecimiento u hormigueo. Puede empezar en la parte baja de la espalda y extenderse hacia las piernas, las pantorrillas, los pies e inclusive los dedos de los pies.

Ante ello, la experta aconsejó tener higiene de columna, lo cual permite mantener la estructura ósea en una postura correcta, sin importar que se esté en reposo o en movimiento.

Al sentarse, recomendó hacerlo en la silla que permita apoyar la planta del pie al piso. Los codos y los antebrazos deben de estar recargados en una superficie, para evitar lesiones.

"Cuando estamos trabajando frente a un escritorio y tenemos un aparato de computación, la visión debe de tener un grado de 45 grados para no lesionar el cuello. La mano no se debe apoyar en el mouse, para que no se lastimen los nervios del antebrazo".

Para acostarse de manera lateral, se deben utilizar una serie de cojines o almohadas: una debajo de la oreja, otra entre las rodillas, para que la cadera no caiga y estire los músculos de la columna, y otra en los tobillos.

En un comunicado, recomendó no dormir boca bajo, debido a que esa posición lastima la columna lumbar y puede producir algunos problemas en las raíces nerviosas.