Categoría: Eventos

Categoría: Destacado

lunes, 26 de marzo de 2018

LA RELACIÓN MEDICO PACIENTE DEBE GUIARSE POR EL CONSENTIMIENTO INFORMADO


·         No debe perderse de vista ni olvidarse que el paciente es un sujeto y no un objeto

·       Se debe evitar practicar una “medicina paternalista”, en donde el médico decida lo “mejor” para el paciente

En la relación médico-paciente, no debe perderse de vista ni olvidarse que el paciente es un sujeto y no un objeto, por lo que debe evitar practicar una “medicina paternalista”, en donde el médico decida lo “mejor” para el paciente, afirmó la maestraDolores Delgado Ochoa, al presentar su conferencia “Aspectos Éticos en la Práctica Médica”.

Al participar en el XXVI Curso de Inducción a los Cursos Universitarios de Especialidad y Alta Especialidad en Medicina, laencargada del Laboratorio de Histocompatibilidad del Hospital Juárez de México, dijo que es necesario que exista una relación interpersonal íntima, directa, inmediata y única.

Sostuvo que el éxito de esta relación depende de la habilidad del médico para manejar esta situación, de modo que su actitud debe ser atenta, saber escuchar, demostrar sincero interés por ayudar al paciente, darle un buen trato y evitar actitudes de superioridad.

La encargada del Laboratorio de Histocompatibilidad del HJM refirió que el Código de Código de Ética Médica de Nüremberg, que fue publicado el 20 de agosto de 1947, establece un decálogo que tiene como fin salvaguardar legal y éticamente a las personas. En el que se incluye el Consentimiento Informado.

El Consentimiento Informado, remarcó, es un proceso que consiste en una explicación a un paciente atento y mentalmente competente de la naturaleza de su enfermedad, los riesgos y beneficios de los procedimientos diagnósticos y terapéuticos recomendados, para solicitar a continuación su aprobación.

Ante los médicos residentes Objetivo de aplicarlo de esto es respetar la autonomía del paciente. No puede ser forzada; el sujeto debe tener acceso a opciones reales y poseer la información relevante, añadió la maestra Dolores Delgado Ochoa.

En la actualidad –agregó- el médico ya no debe de asumir una actitud paternalista, ni solo el ejecutor de un derecho de sus enfermos, sino corresponsable con ellos. La intervención de los pacientes en las decisiones médicas se considera por tanto necesaria, dijo.

La práctica del Consentimiento Informado significa tener en cuenta el derecho de las personas a decidir sobre si mismas respetando su autonomía, por lo que la presentación de esta información al paciente debe de ser: comprensible, no sesgada, lograr su colaboración sin coerción.

Asimismo, hizo notar que el médico no debe de sacar partido de su potencial dominio psicológico sobre el paciente, y debe respetar usos y costumbre de las poblaciones y las personas vulnerables.

No obstante, señaló como excepciones al consentimiento informado en situaciones de grave peligro para la salud pública. En casos de urgencia: Si no permite demoras por riesgo de fallecimiento o lesiones irreversibles. O en casos de incompetencia del paciente. Éticamente se justifica si el médico determina cuidadosamente que el paciente no es capaz de comprender los aspectos relativos a su proceso.

En este contexto, la encargada del Laboratorio de Histocompatibilidad del HJM mencionó la posibilidad del rechazo explícito de toda información: Debe respetarse el derecho del paciente a no saber. El paciente –agregó- puede incluso desear no conocer determinadas circunstancias relativas a su enfermedad, requiriendo por otra parte conocer otras, detalló.