Categoría: Eventos

Categoría: Destacado

lunes, 30 de abril de 2018

GRAN FESTEJO DEL DÍA DEL NIÑO EN EL HOSPITAL JUÁREZ DE MÉXICO



·         Medio centenar de pacientes pediátricos dejaron sus camas de hospitalización y se sumaron a la colorida fiesta
·       Los pequeños que asistieron disfrutaron el show de payasos, la presencia de princesas, superhéroes, luchadores y hasta jugadores de fútbol

El Hospital Juárez de México festejó el Día del Niño a lo grande. Como cada año, medio centenar de pacientes pediátricos, como verdaderos guerreros, dejaron sus camas de hospitalización y con gran entusiasmo acudieron a la colorida fiesta en la que disfrutaron el show de payasos, la presencia de princesas, superhéroes, luchadores y hasta jugadores de fútbol.

La celebración cobró mayor realce y emoción al sumarse una gran cantidad de pequeños que habían asistido a diversos tratamientos en el hospital o a la consulta externa, así como los hijos de médicos, enfermeras y trabajadores del Hospital.  

Bulliciosos, animosos y con ganas de divertirse, los pequeños pacientes de hospitalización y de urgencias pediátricas fueron los primeros en entrar a la enorme carpa, adornada con una gran cantidad de globos de colores. Llegaron acompañados por sus doctores, enfermeras y camilleros.  

El doctor Gustavo Lugo Zamudio, Director Médico del HJM, dio la bienvenida a los pacientes, con la única consigna de que se divirtieran y disfrutaran el festejo: “Ustedes son nuestra razón de ser”, les señaló. Le acompañaban la doctora Erika Gómez, Jefa de la División de Pediatría; así como Pixie Devlyn y Silvia Rojo, integrantes del Patronato del HJM.

En esta ocasión, representantes de 21 fundaciones, empresas y asociaciones civiles llevaron una gran cantidad de regalos, piñatas, pasteles, sabrosos antojitos, paletas, aguas frescas, jugos, ensaladas, dulces. Muchas personas más ayudaron en la organización.

La fiesta del Día del Niño fue un festejo, en el que participaron más de un centenar de voluntarios. Todos ayudaron en la colocación de mesas de juguetes y de regalos, en las que los pequeños agasajados tuvieron oportunidad de escoger su juguete.

También pusieron puestos de ensaladas de atún, paletas de jícama, dulces, tacos, quesadillas, elotes, espiropapas, hot dogs, leches de sabor, yogurt y aguas frescas. Entre los voluntarios, llamó la atención un menor: Enrique, de apenas nueve años de edad, quien se mantuvo firme e incansable a lo largo de la fiesta entregando jugos y yoguth a los asistentes "Me hizo sentir bien ayudar a los niños del Hospital", dijo.

Todos los pequeños pasaron antes al área de las “pintacaritas”, que transformaron a los pequeños con su maquillaje.

El siempre entretenido y divertido Show de Yupi, causó gran expectación. Todos los pequeños aplaudieron el show de magos, payasitos y animadores que con sus actos de magia y humor los hicieron gozar.

Wendy, Edgar, Isaac, Josué Isaac, Luz Fabiola, entre otros niños hospitalizados en el cuarto piso pediatría, expresaron su alegría por participar en el festejo.

-“Ahora sé que voy a salir adelante” ---dijo Luz Fabiola, quien pidió quedarse unas horas más en el hospital para asistir al festejo. “En un rato me darán de alta”, señaló con emoción.

Las enfermeras Arely, Cristina, Karen, Abril, Rosalía Cruz, Denis, Karla y Perla, estuvieron todo el tiempo vigilantes y pendientes de los medicamentos que les tocaban a los niños que llegaron con sus botellas de suero. Dijeron que en sus camas se quedaron siete pequeños que no pudieron acudir al festejo. Sin embargo, integrantes del Patronato les llevaron regalos.

Entre los animadores, resaltó la presencia de la Reina de Corazones, las princesas Blanca Nieves, la Cenicienta, la Bella Durmiente, y de una Galaxia muy lejana acudió como embajadora la Princesa Leia, acompañada de Luke Skywalker. También hicieron acto de presencia los superhéroes: Spiderman, Catwoman, Hombre Araña, y luchadores como Cobalto extremo, todos ellos residentes de pediatría que guardaron sus batas para festejar a los pequeños.

Las señoras Pixie Devlyn Patrona del HJM, y Maria del Carmen Corona, jefa del servicio de conmutador, donaron sendos pasteles para regocijo de los asistentes.

Aylin, una simpática pequeñita de cuatro años de edad, miraba con asombro la gran cantidad de juguetes.

-Me trajo mi abuelita “Normis”, desde Tizayuca --- dijo apenas entró a la explanada donde se instaló la carpa. Fue de las primeras en transformarse en una princesita.

Junto a ella, Samuel, de apenas tres años, también fue uno de los invitados especiales que llegaron a disfrutar del festejo. Nadie como él saboreó la paleta de dulce que le dieron en la entrada. Luego se dedicó a jugar con sus muñecos: hombre araña y Ironman.

-“Pastel no” --atajó cuando le ofrecieron una gran rebanada. El estaba feliz con su paleta y sus superhéroes favoritos.

 La fiesta del Día del Niño en el Hospital Juárez de México se prolongó por más de cuatro horas.