Categoría: Eventos

Categoría: Destacado

viernes, 25 de mayo de 2018

CONTROL PRENATAL PARA SALVAR VIDAS


·         Lhemorragia obstétrica: primera causa de morbi-mortalidad materna, se dijo en el “Cuarto Curso de Obstetricia Crítica: Emergencias y tópicos actuales

·         La atención prenatal es esencial para asegurar un embarazo saludable

Luego de señalar que en México, la hemorragia obstétrica es la primera causa de morbi-mortalidad materna, que se presenta en el cinco por ciento de los nacimientos y ocasiona 140 mil muertes, el doctor Marcos A. Amezcua Gutiérrez, resaltó la importancia del control y la atención prenatal para salvar vidas.

Sin embargo, entre el 70 y el 80% de las mujeres embarazadas no tienen niveles adecuados de control natal en México, por lo que una de cada cinco mujeres mueren como consecuencia de hemorragias obstétricas durante o inmediatamente después del parto.

La atención prenatal es esencial para la prevención de la mortalidad y la morbilidad, mejorar la calidad de vida y asegurar un embarazo saludable que beneficie a la madre y al recién nacido, dijo durante su participación en el “Cuarto Curso de Obstetricia Crítica: Emergencias y tópicos actuales” que se llevó a cabo en el Hospital Juárez de México.

El doctor Amezcua Gutiérrez presentó el tema “Hemorragia Obstétrica” Identificación y diagnóstico, en donde expuso la conveniencia de incrementar la utilización de los servicios de atención de la salud y aumentar la calidad de la atención que permitan la identificación de riesgos.

El médico urgenciólogo hizo hincapié en la prevención de la anemia materna, la sepsis puerperal, el bajo peso al nacer y el nacimiento prematuro, por lo que insistió en recomendación, para que las embarazadas tomen un suplemento diario por vía oral de hierro y ácido fólico.

Señaló que en México, los factores de riesgo de la hemorragia obstétrica son: las cesáreas, obesidad, el trabajo de parto prolongado, anemia, mujeres que hayan tenido varios embarazos y cuadros de fiebre. También se presenta en mujeres  adolescentes o en mayores de 40 años.

En su presentación, explicó que estos eventos pueden ocurrir durante el Anteparto, como el aborto o desprendimiento prematuro de placenta. En el Intraparto, por ruptura uterina y alteraciones en la implantación placentaria, y a consecuencia del Postparto, a causa de laceraciones durante el parto y retención de placenta por implantación anómala.

Para prevenir lo anterior, el urgenciólogo propuso avanzar en el control prenatal en el sistema nacional de salud, para identificar los factores de riesgo desde el primer nivel de atención. Este debe constituirse en un filtro para identificar a los pacientes en situación de riesgo y canalizarlos a hospitales de segundo y tercer nivel de atención.

Para evitar que las mujeres mueran por esta causa que se pueden prevenir, hizo hincapié en asegurar su acceso a los servicios de salud sexual y reproductiva, para que puedan planificar la familia y tener un control prenatal adecuado.


De ahí –enfatizó el doctor Amezcua Gutiérrez- la importancia de este tipo de cursos de obstetricia crítica, que capaciten a los médicos de los centros de primer nivel en la atención, para mejorar la prevención, el diagnóstico oportuno y tratamiento de las hemorragias obstétricas.