Categoría: Eventos

Categoría: Destacado

jueves, 3 de mayo de 2018

DESTACAN TÉCNICA QUIRÚRGICA DEL HJM PARA RESOLVER HIDROCEFALIA



·         Recomiendan a las mujeres en edad fértil o embarazadas la ingesta de vitaminas como el Ácido Fólico, paraprevenir defectos congénitos en el cerebro de sus hijos

·         Un ultrasonido durante la vida intrauterina permite detectar malformaciones congénitas o acumulación de líquidos en el cerebro del bebé


El crecimiento anormal de la cabeza, la aparición de venas resaltadas, vómitos o irritabilidad pueden ser signos de Hidrocefalia en los recién nacidos, alertó el doctor Mauricio Rodríguez Pereira, del Servicio de Neurocirugía del Hospital Juárez de México, quien recomendó a las mujeres en edad fértil o embarazadas la ingesta de vitaminas como el Ácido Fólico, para prevenir defectos congénitos en el cerebro de sus hijos.

La Hidrocefalia es una patología que puede ser detectada y tratada por medio de un ultrasonido obstétrico o durante la vida intrauterina, ya que permite detectar malformaciones congénitas o acumulación de líquidos en el cerebro del bebé. 

Al participar en el VII Curso: Abordaje Clínico y Diagnóstico del Paciente en Estado de Coma “Doctor Juan Martínez Mata”, resaltó que en el Hospital Juárez de México se sigue una exitosa técnica quirúrgica para resolver el problema de la hidrocefalia.

Se trata –recalcó- de la Cirugía Edoscópica, que además del HJM se realiza en muy pocos hospitales en México, como La Raza y el Centro Médico Siglo XXI. Se trata de una técnica menos invasiva y que requiere menos tiempo de hospitalización del paciente.

En entrevista, explicó que la Hidrocefalia es la acumulación de líquido cefalorraquídeo en el cerebro, y puede ser contraída de manera congénita a consecuencia de malformaciones vasculares, o adquirida, por tumores, hemorragias, traumatismos o infecciones.

El doctor Mauricio Rodríguez Pereira, médico residente del V Año del Servicio de Neurocirugía, señaló que en los adultos, este padecimiento produce, entre otros síntomas, dolor de cabeza, náuseas, vómitos y disminución del estado de alerta.

Por ello insistió en la importancia de evitar golpes en la cabeza y consumir vitaminas como el Ácido Fólico antes y durante el embarazo, ya que reduce el riesgo de que se presenten defectos en el tubo nerural del feto, lo cual provoca que se desarrolle esta enfermedad.

A nivel mundial se presentan entre tres y diez casos por cada mil nacimientos, señaló el doctor Rodríguez Pereira, quien hizo notar que la enfermedad se puede adquirir además por neurocisticercosis, es decir por la falta de higiene en la preparación o el consumo de alimentos –verduras y carne- contaminada.

Explicó que el tratamiento de esta patología depende del tipo de lesión: por medio de la neurocirugía, para instalar un catéter que se coloca por debajo de la piel, desde el cerebro hasta el abdomen, para drenar el líquido y expulsarlo mediante la orina, o por medio de la endoscópico, que consiste en romper obstrucciones en los ventrículos cerebrales y permitir la circulación del líquido.



El doctor Mauricio Rodríguez Pereira hizo notar que en el HJM se realizan alrededor de mil neurocirugías, principalmente por traumatismo, tumores o malformaciones vasculares, por lo que se han desarrollado técnicas quirúrgicas novedosas, que favorecen la calidad de la atención de los pacientes.