Categoría: Eventos

Categoría: Destacado

viernes, 11 de mayo de 2018

LA CONTAMINACIÓN AMBIENTAL INCREMENTA EL ASMA Y LAS ENFERMEDADES ALÉRGICAS



  • El asma fatal puede llevar a la muerte del paciente en muy poco tiempo

  • la mala calidad del aire provoca la inflamación de las vías respiratorias, volviéndolas más receptivas

La contaminación ambiental y su incidencia en el cambio climático afectan la vida de la población, y esto se refleja en el incremento de casos de asma y las enfermedades alérgicas, afirmó la doctora Isabel Rojo Gutiérrez, Jefa de la División de Medicina del Hospital Juárez de México.

En el marco del Día Mundial del Asma, que se celebrará el próximo 18 de mayo, el doctor Jaime Mellado Ábrego, Jefe de Posgrado del HJM, se refirió también a la gravedad del asma fatal, que puede llevar a la muerte del paciente en muy poco tiempo. El incremento del bióxido de carbono en la atmósfera, el aumento de los rayos ultravioleta y el calentamiento de la superficie del mar provocan el efecto invernadero y un incremento de la temperatura.

Durante la Sesión General, en la que se abordó el tema de “Impacto Climático en el Asma”, los especialistas puntualizaron que la mala calidad del aire provoca la inflamación de las vías respiratorias, volviéndolas más receptivas, con lo cual se pierden las barreras de inmunidad, y un aumento considerable de enfermedades alérgicas y asmáticas.

Al abordar el tema: “Impacto Climático en el Asma”, los doctores Gloria Castillo Narváez, Vivián Moncayo Coello, Leticia Hernández Nieto y Mario Alberto Bermejo Guevara expresaron que la exposición a múltiples sustancias, como el ozono y dióxido de carbono, entre otras partículas, se ha relacionado con un aumento en la mortalidad de niños menores de cinco años.

Hicieron notar que en el asma intervienen tanto factores predisponentes, que incrementan el riesgo de contraer este padecimiento, como factores desencadenantes que lo activan.

Insistieron en que los efectos en la salud de la población, por la contaminación ambiental ha ido aumentando de manera considerable a nivel mundial, y debido al aumento de los padecimientos asmáticos hay un mayor ausentismo escolar y laboral, así como un incremento en los costos de atención médica.

Explicaron que la polución urbana se incrementa por el polvo, cenizas, hollín, cemento, polen y partículas suspendidas menores de 2.5 micras, que en su mayoría proviene de las emisiones de vehículos automotores.

Estas partículas dañinas penetran en el aparato respiratorio, se depositan en los alveolos pulmonares, y contribuyen a desarrollar asma y alergias en la población infantil.

Señalaron que a nivel mundial, las principales mega ciudades con gran concentración de partículas suspendidas menores a 10 micras, son: Nueva Dehli, Shanghai, Sao Paulo, Mumbai y la Ciudad de México. Y por lo que toca a nuestro país, son Monterrey, Toluca, Salamanca, León e Irapuato y la Ciudad de México .

En su participación, la doctora Isabel Rojo explicó que el incremento en la prevalencia de alergia puede deberse a un cambio en nuestra predisposición genética o a causa de un medio ambiente rico en estímulos alergénicos.

Ante ello, planteó las interrogantes: ¿la contaminación puede modificar nuestros genes? ¿Y el medio ambiente ha cambiado?¿el medio ambiente y el estilo de vida puede cambiar la predisposición genética para desarrollar asma?

Sostuvo que la exposición prenatal y temprana a contaminantes afecta negativamente el desarrollo pulmonar y aumenta el riesgo de sibilancias y asma en los menores de edad. Los episodios de sibilancia asociados con la infección aumentan el riesgo de asma en la infancia posterior, añadió.

Hizo notar que 30 genes ya han sido identificados con el riesgo de desarrollar alergias, y cada gen está asociado a un determinado riesgo de alergia. Las personas con predisposición a desarrollar alergia pueden tener uno o más genes de alergia.

Por lo que toca al cambio climático en aeroalérgenos, destacó que debido a la actividad humana en el mundo se da un calentamiento de la atmósfera y como consecuencia de esto, se tiene el incremento en la cantidad de polen, mayor alergenicidad del polen, inicio precoz de la polinización.

También influye la exposición al humo de cigarro, del tránsito vehicular, combinados con el estrés y el consumo de antibióticos, endotoxinas.


En cambio, la Jefa de la División de Medicina del HJM hizo notar que los niños expuestos a la biodiversidad en los espacios Verdes durante los primeros años de vida tienen un riesgo Reducido de enfermedades alérgicas.