Categoría: Eventos

Categoría: Destacado

domingo, 18 de febrero de 2018

GRANDES VENTAJAS REALIZAR LA RESIDENCIA MÉDICA EN EL HJM


·  Es muy alta la calidad de la enseñanza en este hospital escuela, afirmó la doctora Aurora Zamacona Medina

·  Desde que iniciamos se nos brinda la oportunidad de atender a los pacientes de una manera integral

·  Se graduó del programa de alta especialidad en Trasplantes con Mención Honorífica
Realizar la residencia médica como especialista en Trasplante en el Hospital Juárez de México me dio grandes ventajas, porque es muy alta la calidad de la enseñanza en este hospital escuela, afirmó la doctora Aurora Zamacona Medina, luego de graduarse con Mención Honorífica.
“Desde que iniciamos se nos brinda la oportunidad de atender a los pacientes de una manera integral y contamos con la tutoría de grandes trasplantólogos”, sostuvo la especialista, quien formó parte de la 25 generación de médicos egresados de este programa en el HJM.
La doctora Zamacona expresó su satisfacción por haber concluido el Curso de Postgrado de Alta Especialidad en Cirugía de Trasplante en el HJM, en donde participó en 35 procedimientos quirúrgicos, entre ellos seis trasplantes renales cruzados, de los cuales el Hospital Juárez de México es pionero a nivel nacional.
Enfatizó que lo más valioso de este período fue entender que el aprendizaje no concluye aquí, sino que debe ser continuo y disciplinado. “Operar un riñón, no es solamente el procedimiento quirúrgico, ni siquiera el minucioso procedimiento de suturar vasos y arterias muy pequeños, sino atender al enfermo desde que se realiza sus estudios, para determinar si es candidato a ser trasplantado”.
La especialista, quien cursó la carrera de medicina en la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, expuso que esto es lo que hace la diferencia entre hacer la residencia en el HJM o en otras instituciones médicas, en donde el residente se dedica únicamente al acto quirúrgico.
A lo largo de nuestro adiestramiento, aquí vemos y valoramos al enfermo desde un principio. Los maestros tutores nos impulsan para atender cada uno de los casos con total precisión, tanto en la técnica quirúrgica como en la administración de los medicamentos, para asegurar que cada trasplante sea un éxito. Esto es lo que asegura la calidad de vida de los pacientes trasplantados, dijo.
La doctora Zamacona señaló que bajo la tutoría de maestros como Andrés Bazán Borges, René Lima Morales y Armando González González, el entrenamiento da gran importancia al trabajo en equipo, en donde médicos y enfermeras tienen que estar bien capacitados para atender al paciente, antes y después de ser trasplantado.
Sobre esto último, el doctor Lima Morales señaló que desde la creación de la Unidad de Trasplantes, en el año de 1990, en el Hospital Juárez de México se han formado 25 generaciones de especialistas y se han otorgado solamente tres Menciones Honorificas.
Hizo notar que desde 1990 se han realizado aproximadamente 850 trasplantes renales, y desde 1993 se han formado 54 trasplantólogos en el HJM, tanto mexicanos como del extranjero, y actúa algunos de sus egresados son responsables de programas estatales de trasplantes en varias instancias del Sistema Nacional de Salud.