Categoría: Eventos

Categoría: Noticias

Categoría: Capacitación Continua

Categoría: Amigos del Juárez

martes, 22 de enero de 2019

REALIZAN SEGUNDO CURSO DE CAPACITACIÓN DE TRABAJADORAS SOCIALES EN EL HJM


·         Tiene como objetivo el correcto llenado del Estudio Socioeconómico

·         La entrevista de los pacientes tiene que romper paradigmas, cambiar esquemas y no encajonarse en el marco jurídico

·         Deben tomar en cuenta otros factores, como el tipo de familia, la problemática que enfrenta

Hasta el 75% de los enfermos que acude a los hospitales enfrenta condiciones de pobreza extrema, agravada por el desempleo y otros factores, como la desintegración familiar, por lo que su capacidad de pago es muy baja, coincidieron trabajadoras sociales durante el Segundo Curso de Capacitación de Trabajadoras Sociales, para el Correcto Llenado del Estudio Socioeconómico.

En algunos casos, es tal la precariedad de los pacientes y sus familias que quedan exentos del pago, dijeron en el curso, al que asistieron trabajadoras sociales de los hospitales General de México, Homeopático, Juárez del Centro, de la Mujer y del Juárez de México.

Durante los trabajos, encabezados por la licenciada Guadalupe Urueta Robledo, Jefe del Servicio de Trabajo Social del HJM, señalaron que el ámbito de intervención de la trabajadora social en el ámbito de la salud es cada vez más importante.

En ese sentido, la entrevista tiene que romper paradigmas, cambiar esquemas y no encajonarse en el marco jurídico, sino tomar en cuenta otros factores, como el tipo de familia, la problemática que enfrenta, darle seguimiento a cada caso y darle una solución adecuada.

Hicieron notar que la mayor parte de los pacientes que se atienden en el sector salud, reciben clasificación de dos en la escala de uno a seis, tras realizárseles el Estudio Socioeconómico.

Dicho estudio, dijeron, es una herramienta que ocupa el Servicio de Trabajo Social, a través de una entrevista en la que se investiga las condiciones de vida del paciente, en la que se realizan preguntas relacionados con la ocupación, los ingresos de la persona que sostiene económicamente a la familia, así como para conocer los gastos que realiza en alimentación, educación, servicios.

Durante los trabajos del curso, señalaron que dicho estudio permite para conocer las posibilidades económicas del paciente a fin de pagar la atención médica, de acuerdo a sus ingresos y gastos.

Al inicio de los trabajos indicaron que en la actual etapa de transición política que enfrenta el país, en que se vislumbra la eventual gratuidad de los servicios médicos en el sistema nacional de salud.

Indicaron que se avance o no hacía la gratuidad de la atención médica, se requiere de la profesionalización del trabajo social, para que se tomen en cuenta las condiciones que enfrentan las familias. Es indispensable una mayor sensibilidad, para mejorar la atención, ofrecer servicios de calidad y brindar una mejor orientación a los enfermos, para su mejor tratamiento.

Para lograr esto, se requiere una valoración del desempeño profesional de las trabajadoras sociales y homologar los criterios para elaborar los estudios socioeconómicos de cada paciente.

Dijeron que el papel de las trabajadoras sociales no es el papel de ser cobradoras, por lo que se debe cambiar su imagen de la trabajadora social. La entrevista que realizan sólo indica el nivel socioeconómico que se debe asignar al paciente para pagar su atención médica, que puede ser desde nivel 1 al nivel 6.





viernes, 18 de enero de 2019

FESTEJAN AL PERSONAL DE ENFERMERÍA DEL HJM


·                     El doctor Martín Antonio Manrique reconoció la labor que diariamente las enfermeras y los enfermeros realizan en favor del pacientes del Hospital Juárez de México y destacó el compromiso que tienen al ofrecer un trato humano y con calidad

·                     La maestra Blanca Cervantes recordó la frase del doctor José Castro Villagrana sobre como el personal de enfermería es un regalo de reyes para los pacientes a 88 años de haberse instituido el día de la enfermera

Durante esta festiva ocasión el personal del hospital se reunió para celebrar el tradicional Día del Personal de Enfermería a los más de 900 enfermeros que laboran en el hospital; el doctor Martín Antonio Manrique acompañado por el Cuerpo de Gobierno del Hospital Juárez de México reconocieron la labor que realizan diariamente con los pacientes, además de reconocer su calidad humana, profesionalismo, compromiso y capacidad de trabajo en equipo, cualidades que distinguen a este gremio como uno de los pilares en el sector salud.
En su discurso, el Director General dijo que el reto del siglo XXI es la profesionalización de la enfermería, sin embargo hizo hincapié en la importancia de mantener su vocación de servicio y  reconoció al  gremio por ser el que más contacto tiene con los pacientes, el trato que brindan es fundamental para poder realizar una medicina humanista y un trato digno que distingue al Hospital Juárez.
“Este es un año de reto y tengo la seguridad de contar con la capacidad de respuesta para hacerle frente y seguir siendo una institución que escribe su historia día a día” añadió el doctor Antonio Manrique.
Por su parte la maestra Blanca Cervantes, Jefa de los Servicios de Enfermería, recordó las palabras del doctor José Castro Villagrana quien hace 88 años siendo el Director del Hospital Juárez  instauró el esta festividad el 6 de enero calificando al personal de enfermería como un regalo de reyes para los pacientes.
El licenciado Salvador Alfredo Ayala Maldonado, representante de la Sección Sindical XV de la Secretaría de Salud, destacó la importancia del reconocimiento a los ángeles blancos que laboran en el hospital y añadió que no hay mejor forma de iniciar el año que festejando a esta noble profesión.
Durante el festejo al que acudieron más de 300 asistentes se rifaron audífonos, microondas, perfumes, bolsas, bocinas,  y fundas para laptop, entre otros, al personal que tuvo la suerte de que su nombre fuera sacado de la tómbola por Jessie, el payaso Tequila y Bernie Hernández Gaytán, quienes animaron el evento.
El cantante Bernie Hernández, ex paciente del HJM, interpretó temas de famosos cantantes como Frank Sinatra, Billy Joel y Paul Anka, y el payasito Tequila deleitó a los presentes con una presentación que le ganó el quinto lugar durante la Feria de la Risa 2018 y con la cual impresionó a todos los asistentes.

Al  evento acudió personal de enfermería de los diversos turno, el Cuerpo de Gobierno del HJM, el licenciado Hugo García Hernández, Presidente de la Asamblea de Enfermeras del HJM, el doctor Luis Delgado Reyes Secretario General de la Sección XV y el doctor Rafael Álvarez Castelló Presidente de la Sociedad Médico Quirúrgica del HJM 







ANUALMENTE SE DIAGNOSTICAN 4 MIL 500 CASOS DE CÁNCER TESTICULAR EN MÉXICO

  • La mayoría de los casos se presentan entre los 15 y 35 años
  • Es posible ser tratado con quimioterapia


En el país, se diagnostican anualmente 4 mil 500 casos de cáncer testicular, los afectados en su mayoría se encuentran entre los 15 y 35 años, sin embargo hay una segunda etapa de riesgo al llegar a los 50 años de edad, en ambos casos se puede tratar con quimioterapia.
Así lo dio a conocer Armando Ramírez Ramírez, jefe de la Unidad de Oncología del Hospital Juárez de México.
Agregó que es catalogado como un padecimiento quimiosensible, el cual permite que el 80 por ciento de estos pacientes sobreviva a la enfermedad.
Explicó que cuando se atiende un tumor maligno se practica la orquiectomía radical, una cirugía para separar en este caso el testículo canceroso junto con el cordón espermático, posteriormente la mayoría de los pacientes requiere de quimioterapias y radiación.
Puntualizó que los testículos deben de estar a cierta temperatura que les permita conservar la función reproductiva, cuando alguno no desciende al escroto y permanece en el abdomen o en el conducto inguinal, la temperatura aumenta y tiene mayor probabilidad de padecer cáncer.
Alertó que algunos signos que pueden hacer sospechar de cáncer testicular son el endurecimiento y crecimiento sin dolor de los testículos.


martes, 25 de diciembre de 2018

MOVIDAS POR SU ALTRUISMO, LLEVAN ALIMENTOS A FAMILIARES DE PACIENTES EN URGENCIAS DEL HJM


---Alivia el alma que haya personas que estén dispuestas a acompañar a los enfermos a los hospitales y a compartir algún alimento en este Día de Navidad.

---Las bajas temperaturas tampoco fueron obstáculo para dar una palabra de aliento a las personas que habían pernoctado en el servicio de urgencias.

Aunque sólo nos den una sonrisa, nos alivia el alma que haya personas que estén dispuestas a acompañar a los enfermos en los hospitales, y a compartir algún alimento en este Día de Navidad. Al venir a darnos una palabra de consuelo, nos conforta y demuestra que no estamos solos, afirmaron María del Carmen Madín Bernal, Tania García, Fabiola Moreno, Genesy Meza, Adriana y Magdalena, familiares de pacientes internados en el Hospital Juárez de México.

En los momentos en que menos lo esperaban, mientras sus enfemos eran atendidos en los servicios de Ginecología, Urgencias adultos y Urgencias pediátricas del Hospital Juárez de México, varias personas que no se conocían entre sí llegaron con su altruismo, para ofrecerles el desayuno y la comida de navidad.

Las bajas temperaturas tampoco fueron obstáculo para que llevaran donas, tortas, agua, jugos, galletas, atole, café y tamales a las personas que habían pernoctado en el servicio de urgencias. Sin conocerse entre sí, familias y personas que movidas por su filantropía llegaron con sus palabras de solidaridad, de consuelo y apoyo, y a todos los que aguardaban ahí les ofrecieron una amigable sonrisa.

Cuando el frío no superaba los ocho grados centígrados de este Día de Navidad, llevaron sus botes de tamales, atole y café bien caliente. "Hacía tanto frío, que yo también me formé en la fila, para que me dieran mi café con un tamal", dijo la señora Guadalupe Hernández, empleada del servicio de Informes en Urgencias del HJM.

Agradecida con las personas altruistas que le dieron una torta de jamón, un pan de dulce y un vaso de café, la señora María del Carmen Madín Bernal, proveniente del municipio de Ecatepec, dijo que había traído a su tía a urgencias por un problema oncológico. "Es muy noble de su parte que en éstas fechas navideñas acompañen a los enfermos y estén dispuestas a compartir algo de ayuda", dijo.

Por su parte, Tania García, dijo que desde el 17 de diciembre vino de Ciudad Victoria, Tamaulipas, para acompañar a su papá que tuvo que ser internado de urgencias, y ahora se encuentra en la Terapia Intensiva. Aquí me he dado cuenta que hay gente muy bondadosa que todo estos días ha traído de comer. El viernes nos trajeron atole y tamales. El sábado nos dieron de cenar un pozole muy sabroso, y luego vino un sacerdote católico a darnos un mensaje de solidaridad.

Todas estas personas han sido como ángeles, gente buena. Su presencia aquí, acompañando a los enfermos, en estos momentos tan difíciles para sus familiares, nos dice que no todo está perdido, que tenemos esperanza, dijo Fabiola Moreno, de la alcaldía Azcapotzalco, quién señaló que la ayuda que estas personas no sólo nos viene bien emocionalmente, sino también un gran apoyo en lo económico.

Lo que hacen por los enfermos es un alivio para el alma. "Por ello les pido a todas estas personas que no dejen de brindar esa ayuda a la gente que está aquí con sus enfermos, y no tiene dinero para salir a comer", dijo.

Genesy Meza, quién trajo de Puebla a su mamá, dijo que la bondad de estas personas que vienen a dar alimentos a quienes no conocen, es una muestra de que todavía hay personas de buen corazón.

En el mismo sentido se expresaron las señoras Adriana y Magdalena, quienes reconocieron que hay gente que cumple con el mandamiento de acompañar a los enfermos y ayudar al prójimo.

#AmigosdelJuárez




viernes, 21 de diciembre de 2018

LOS AYUNOS PUEDEN DAÑAR TU SALUD

Especialistas advierten de las consecuencias negativas del hábito del ayuno en la salud.
Especialistas en nutrición comparan el ayuno con dejar sin combustible un automóvil, ya que al no comer los alimentos necesarios, se deja sin energía al cerebro, que es el centro de mando de nuestro organismo.
El cerebro funciona con la glucosa (o azúcar en la sangre), misma que se obtiene principalmente del primer alimento en el día: el desayuno.
Se considera ayuno cuando se deja de comer por más de seis horas cuando se está despierto, así que puede suceder en cualquier momento del día. Lo recomendable siempre será no saltarse comidas y comer de forma balanceada.
Abstenerse voluntariamente de comer, ya sea por las prisas de llegar al trabajo a tiempo, por ejemplo, o en un intento por perder peso, puede ser contraproducente, ya que se le obliga al cerebro a obtener glucosa del resto del organismo para continuar trabajando.

jueves, 20 de diciembre de 2018

ENTREGAN CONSTANCIAS DE TERMINACIÓN DE INTERNADO DE PREGRADO A 70 MÉDICOS INTERNOS



·         Reflexionen sobre lo que hoy han concluido y prueben que van por la ruta correcta, convocó el doctor Martín Antonio Manrique

·         “El contacto diario con los pacientes pone e prueba la inteligencia profesional, pero también el talento y el humanismo, para brindar un trato digno”, les dijo

Reflexionen sobre lo que hoy han concluido y prueben que van por la ruta correcta, ya que la medicina no es sólo recetar medicamentos o realizar cirugías, convocó el doctor Martín Antonio Manrique a los 70 estudiantes que concluyeron sus estudios de Pregrado en el Hospital Juárez de México. Reconozcan que haber terminado esta etapa en el Hospital Juárez de México representa una gran responsabilidad, porque serán la imagen de nuestra institución en cualquier lugar a donde vayan”.

Al encabezar la Entrega de Constancias de Terminación de Internado de Pregrado, les aseguró que son un producto de excelencia, por estar en contacto directo con los pacientes, que son un libro abierto y una fuente de enseñanza. “El contacto diario con los pacientes pone e prueba la inteligencia profesional, pero también el talento y el humanismo, para brindar un trato digno”, les dijo.

En el Auditorio "Doctor Manuel Velasco Suárez", el doctor Martín Antonio Manrique resaltó la gran tradición del HJM como hospital escuela, en donde los futuros médicos del país se forman en el humanismo, la ética y la seguridad del paciente. “Ustedes forman parte de la historia de esta gran institución que cumple 171 años”, les dijo.

Asimismo, expresó su beneplácito porque nueve de las más importantes universidades públicas y privadas del país enviaron sus alumnos a nuestra institución. Aquí –subrayó- han tenido oportunidad de rotar por las diferentes especialidades médicas.

En su mensaje a los integrantes de la generación 2018, les dijo que salen con una gran satisfacción, pero también con una gran responsabilidad con sus familias y con la sociedad: "No pregunten cuánto van a ganar, sino lo que pueden hacer por el prójimo".

A nombre de sus compañeros médicos Internos de Pregrado, Melanie Aimee Diez De la Piedra, agradeció a las autoridades del hospital que les brindó la oportunidad de tener un aprendizaje significativo.

Este -subrayó- es el reto más grande que hemos enfrentado. Una misión árdua, una labor extenuante. No cualquiera es digno de cursar el internado. Se requiere de temperamento y determinación inquebrantables, y aunque la exigencia puede ser abrumadora, la recompensa hacia el final es, en demasía, gratificante.

Señaló que al cabo de 365 días de lidiar con los infortunios de la muerte y conocer el sufrimiento ajeno, tenemos que reconocer que el trayecto no ha sido fácil y hubo momentos de incontables cuestionamientos. ¿Cuántos pensamos en tirar la toalla y abandonarlo todo? ¿Cuántos dudamos, una y otra vez, acerca de nuestro desempeño como futuros médicos?

La incertidumbre siempre estuvo al acecho, pero recapitulando y observando el sendero recorrido, no quedan más vacilaciones. Esta es la meta que todos deseamos, ha sido la elección de nuestras vidas, y aún con lo que ello significa, ha sido un placer estar en el Hospital Juárez de México.

Durante la emotiva ceremonia, el Coro Representativo del HJM, que dirige el maestro Naum Aquino Crisóstomo, interpretó dos de las canciones más latinoamericanas: Alma Llanera, de Venezuela, y Un Rayito de Sol, del compositor yucateco, Guti Cárdenas. Posteriormente, el coro y todos los presentes interpretaron el Himno del Hospital Juárez, de la maestra Blanca Rosa Villaseñor.
  
Como ya es tradicional, durante el evento, al que asistieron familiares de los estudiantes de Pregrado, se transmitió un video en donde se mostraron escenas de los estudiantes de pregrado en diferentes actividades en el hospital a lo largo del año.

Estuvieron presentes el doctor Gustavo Lugo Zamudio, Director Médico; Mónica Cureño Díaz, Directora de Planeación Estratégica; Jaime Mellado Ábrego, Titular de la Unidad de Enseñanza, y la doctora  y la doctora Isela Guadalupe Rivera Monroy, Jefa del Internado de Pregrado.




miércoles, 19 de diciembre de 2018

PACIENTES PEDIÁTRICOS FESTEJAN LA TRADICIONAL POSADA


·         “¡No quiero oro, no quiero plata, yo lo que quiero es romper la piñata!”, cantaron los niños que dejaron sus camas de hospitalización

·         Los pequeños se entusiasmaron y dieron buenos “garrotazos” a las piñatasrellenas de dulces y juguetes


El tradicional y muy popular ¡Dale dale dale, no pierdas el tino, porque si lo pierdes, pierdes el camino”, convocó a los pequeños pacientes del Servicio de Pediatría, que pesar de acudir en sus sillas de ruedas, se entusiasmaron y dieron buenos “garrotazos” a las piñatasrellenas de dulces y juguetes.

“¡No quiero oro, no quiero plata, yo lo que quiero es romper la piñata!”, cantaron jubilosos los niños que participaron en la gran Posada Navideña organizada por el Voluntariado del Hospital Juárez de México.  

Al iniciar la posada, los pequeños pacientes como Brayan, Diego, Jaqueline, Axel, Dilan, Jesús Antonio, Celia Guadalupe, Celia Guadalupe, Dayana Fabiola y Mario, entre varios niños más, llegaron a la muy mexicana fiesta bien abrigados, acompañados de sus médicos, camilleros y enfermeras, que los cuidaron todo el tiempo.

Ahí los estaban docenas de niños que habían acudido al Servicio de Consulta Externa, y aquellos más que se enteraron de la invitaron para participar en la tradicional posada navideña del HJM.

Animosos y resueltos, los pacientes y los invitados esperaron pacientemente y formaron filas de niñas y niños. En sus rostros había grandes sonrisas de satisfacción y se adivinaban ansias y gran determinación. Todos querían darle a la piñata.

En medio de los cantos de “¡dale, dale, dale!” de sus padres, enfermeras, camilleros y representantes de una decena de fundaciones que colaboran en el hospital, a todos les tocó el turno para dar de garrotazos a las piñatas de siete picos, de cartón forrado con papel multicolor.

Ninguno de los niños se fue desencantado o con las manos vacías. Todos recibieron juguetes o les tocaron sabrosos dulces de las piñatas que se rompieron en medio de una gran algarabía.

En sus sillas de ruegas, los pacientes mostraron satisfechos los “aguinaldos” que les repartieron generosamente los integrantes del voluntariado del HJM, que preside la doctora Imelda Islas Infante, así como de las fundaciones, y del Patronato del hospital, cuya integrante Silvia Rojo les llevó regalos y ricas galletas.

En su mensaje navideño, la doctora Imelda Islas Infante resaltó el valor que muestran los pacientes pediátricos, ya que a pesar de sus padecimientos, muestran gran entusiasmo para disfrutar de este tipo de eventos. “Son unos verdaderos guerreros”, dijo la presidenta del Voluntariado del HJM, quien deseó felices fiestas navideñas y lo mejor para el 2019.

Ahí, Ariadne, una contenta pequeñita de tres años de edad, indicó a su mamá: “¡le pegué, le pegué!”, mientras Hiram, una niña de once años, señaló que “valió la pena haberme levantado desde las cuatro de la mañana, en su casa ubicada en Villa del Carbón, para venir a ver a mi hermana Axel, que está aquí internada”.

Sin duda, Alejandro, de nueve años, y Carlos, de doce, fueron los que más dulces se llevaron, al arrojarse con determinación a los restos de la piñata, en el momento en que caía al piso.     

Antes, en el Auditorio “Doctor Manuel Velasco Suárez”, los pequeños y sus familiares disfrutaron de una verdadera fiesta de música, baile y una alegre presentación teatral.

Tal y como lo hicieran hace unos días en la fiesta que se ofreció a los adultos mayores, la escuela de danza Belash, presentó sus atractivas danzas árabes. Dirigidas por la maestra Ashley Clement, las integrantes del grupo: Beatriz Serrano, Fernanda Bermúdez, Dalila Vázquez, María Hernández y Mayela Padrón Ramírez, arrancaron palabras elogiosas y el reconocimiento de los asistentes.

Por su parte, la compañía de Shows infantiles, Maefi, fiel a su tradición altruista y solidaria con los hospitales, presentó la pieza teatral Cuento de Navidad. “Con ello –dijo la actriz Laura García- queremos que aquellos que por diferentes causas se encuentran internados en el hospital, reciban algo de entretenimiento. Afortunadamente en nuestro país hay una cultura teatral, y la gente recibe bien nuestras presentaciones”.

Posteriormente, los pacientes, los niños invitados y sus familiares disfrutaron de una verbena, en la que se les ofrecieron regalos y una gran variedad de bocadillos, aguas, pasteles y gelatinas.

En este lugar, el chef corporativo de una marca de atún enlatado, que en varias ocasiones ha venido al hospital a participar en este tipo de eventos, resaltó el valor nutritivo del alimento, que además tiene buena aceptación entre la población. Se trata de la proteína más noble, que además ayuda a la reducción de triglicéridos en la sangre.

Finalmente, con cara de satisfacción. Cargados de juguetes y regalos. Después de haber disfrutado de la posada navideña, los pequeños pacientes pediátricos regresaron a sus camas en hospitalización.