Categoría: Eventos

Categoría: Destacado

jueves, 16 de agosto de 2018

EL CONOCIMIENTO DEBE REFORZARSE EN EL LABORATORIO DE INVESTIGACIÓN, NO EXPERIMENTANDO EN EL PACIENTE



 
  • Los doctores Luis Borba, Bárbara Nettel Rueda, Víctor Hugo Pérez Pérez y Ramiro López Elizalde, participaron en la Sesión General del HJM
     
  • El doctor Martín Antonio Manrique inauguró los trabajos del Primer Curso Taller Internacional de Cirugía Base de Cuello y Cerebrovascular
El conocimiento para el exitoso abordaje de las enfermedades neurológicas debe obtenerse a través de la capacitación continua y el entrenamiento en el laboratorio de experimentación e investigación, y no en la cabeza de los pacientes.  “El médico debe seguir la máxima del mayor beneficio con la mínima invasión”, sentenciaron.
Así lo expresaron los doctores Luis Borba, Bárbara Nettel Rueda, Víctor Hugo Pérez Pérez y Ramiro López Elizalde, en la Sesión General del Hospital Juárez de México que abordó el tema Neurocirugía Contemporánea, en la que se insistió en la necesidad de una mayor donación de cadáveres a los para la investigación y la enseñanza médica.
Para una adecuada enseñanza de la medicina en las instituciones dedicadas a la enseñanza, deben adecuarse las disposiciones legales que permitan contar con cadáveres para reforzar la enseñanza y el conocimiento que repercuta en un mejor diagnóstico y el mejor tratamiento de los pacientes, expresaron.
Ante la comunidad médica, especialistas en neurocirugía de varios países y del interior de la República, y el doctor Teodoro Bazán Sosa, Jefe del Departamento de Formación específica en Clinopatología e Internado Rotatorio de la Escuela de Medicina del Instituto Politécnico Nacional, el doctor Martín Antonio Manrique, resaltó la convicción del Hospital Juárez de México de brindar asistencia médica y formar a los nuevos médicos.
“Entrenar, entrenar y entrenar en el laboratorio, es la manera como el cirujano aprende a conocer la anatomía del cerebro y refuerza sus conocimientos, para realizar procedimientos quirúrgicos seguros, que permitan salvar vidas”, dijeron en el Auditorio “Doctor Manuel Velasco Suárez” del Hospital Juárez de México.
Durante la Sesión General, coordinada por el doctor Rafael Mendizabal Guerra, Jefe del Servicio de Neurocirugía del HJM, el doctor Luis Borba, Neurocirujano de la Universidad Federal de Panamá, Brasil, afirmó que el quirófano de los hospitales no debe convertirse en lugares de experimentación o el lugar para adquirir habilidades o destrezas quirúrgicas.
Indicó que a pesar de los avances tecnológicos y los conocimientos alcanzados en la medicina, es indispensable impulsar la capacitación y el entrenamiento continuo, sin perder el sentido humano.
Por su parte, el doctor Ramiro López Elizalde, nuevo Director del Hospital Regional del ISSSTE, “Dr. Valentín Gómez Farías” de Guadalajara, Jalisco, sostuvo que el entrenamiento y la práctica en el laboratorio repercute en una mejor habilidad técnica.
A lo largo de su exposición formuló un llamado a todos los médicos, para que dejen la tribuna y vayan a los anfiteatros, a estudiar los órganos en formol, para reforzar los conocimientos médicos. “Esta, subrayó, es la oportunidad que marca la diferencia en la curva del aprendizaje, que beneficiará a los pacientes”.
Antes, la doctora Bárbara Nettel Rueda, de la Sociedad Mexicana de Cirugía Neurológica, se refirió a la labor que realiza la Federación Mundial de Sociedades de Neurocirugía (WFNS), fundada en el año de 1955, que representa a unos 30 mil neurocirujanos de todo el mundo, que tiene como objetivo la formación de los neurocirujanos en diferentes partes del mundo.
Dijo que dicho organismo prioriza las cuestiones de salud pública, tales como la prevención y el tratamiento de lesiones en la cabeza e impulsa la investigación en especialidades de neurocirugía, tales como tumores cerebrales, patologías vasculares y enfermedades degenerativas.
A su vez, Víctor Hugo Pérez Pérez, del Hospital de Especialidades del Centro Médico Nacional “Siglo XXI”, expuso que el Hospital Juárez de México es una de las mejores instituciones para la enseñanza de la neurocirugía en México.
Posteriormente, en el Aula Magna del HJM, el doctor Martín Antonio Manrique inauguró los trabajos del Primer Curso Taller Internacional de Cirugía Base de Cuello y Cerebrovascular, que se llevará a cabo del 15 al 17 de agosto.





miércoles, 15 de agosto de 2018

LA CALIDAD DE LA ATENCIÓN MÉDICA NO DEBE SER ÚNICAMENTE UNA PERCEPCIÓN


  • Debe ofrecer el mayor beneficio con el menor riesgo al paciente
  • Al participar en el Curso Conceptos Básicos de Calidad y Seguridad del Paciente que se lleva a cabo en el Aula Magna del Hospital Juárez de México
Con el señalamiento de que la calidad eshacer lo correcto, a tiempo y todo el tiempo, la maestra Silvia Romero Sánchez, adscrita a la Coordinación de Calidad de los Servicios de Enfermería del HJM, enfatizó que la calidad de la atención médica no debe ser únicamente una percepción, sino que debe ofrecer los mayores beneficios posibles con losmenores riesgos para el paciente.
Este, subrayó, no es un concepto nuevo ya que el Código de Hamurabi (1752 a. C.) resaltaba la responsabilidad del médico hacia sus pacientes. Más recientemente, la Organización Mundial de la Salud establece que la calidad de la atención, es asegurar que cada paciente reciba el servicio diagnóstico y terapéutico más adecuado.
Al participar en el Curso Conceptos Básicos de Calidad y Seguridad del Paciente que se lleva a cabo en el Aula Magna del Hospital Juárez de Méxicoindicó que con el propósito de avanzar en esta dirección, en nuestro país se impulsan varias acciones, entre las que destaca la Cruzada Nacional por la Calidad de los Servicios de Salud, que se lanzó en el 2001 con el objetivo de promover un trato digno y adecuado para los enfermos.
En el mismo sentido, la maestra Silvia Romero Sánchez destacó que los planes nacionales de Desarrollo y los programas sectoriales de salud, que se han impulsado desde los distintos gobiernos de la República, resaltan la necesidad de mejorar las condiciones de salud y proporcionar atención de alta calidad a la población.
En este esfuerzo –agregó-- se inscribe el Programa Nacional de Seguridad del Paciente, a través de la cual nuestro país se sumó al compromiso mundial para mejorar la seguridad de la atención y apoyar a todas las instituciones en la mejora continua de estrategias encaminadas para la seguridad de los pacientes.
Con ello, prosiguió la coordinadora de Calidad de los Servicios de Enfermería del HJM, el gobierno de México sitúa la calidad en la agenda permanente del sistema nacional de salud, a fin de brindar servicios de salud eficientes, con calidez y seguridad para el paciente y con un trato digno.
La coordinadora de Calidad de los Servicios de Enfermería del HJM expuso que dichos programas que se impulsan en el sector salud tienen como objetivomejorar las condiciones de los servicios sanitarios que se ofrecen a población, proporcionándole una atención integral.
Cabe hacer notar que desde que en el año de 1999 se publicó el informe del Institute of Medicine (IOM) “To err is human”, el asunto de la seguridad de los pacientes se hizo evidente a nivel internacional ante los diversos actores: usuarios, equipos multidisciplinarios de atención a la salud, así como los directivos y responsables de dirigir las políticas de salud y de calidad en los gobiernos de distintos países.
De esta manera, ejemplificó la maestra Silvia Romero Sánchez, en el HJM se han establecido diversos programas de monitoreo con el fin de verificar y dar seguimiento al trato que se proporciona al paciente, que eventualmente serán fundamentales para obtener la certificación hospitalaria. Es ahí donde se concilian y se hacen tangibles los objetivos de calidad y seguridad.
En este propósito es esencial la identificación, notificación y registro de incidentes de seguridad en la gestión de seguridad del paciente, y el HJM impulsa una campaña de cumplimiento de las metas internacionales por la seguridad del paciente, que son esenciales para evitar los errores y brindar una efectiva seguridad del paciente:
Identificación del paciente, Comunicación efectiva, Seguridad en el proceso de medicación, Seguridad en los procedimientos, Reducción del riesgo de infecciones asociadas a la atención, Reducción del riesgo de daño al paciente por causa de caídas, Registro y Análisis de eventos centinela, eventos adversos y cuasifallas, y cultura de seguridad del paciente.

martes, 14 de agosto de 2018

RADIOLOGÍA: CLAVE PARA EL DIAGNÓSTICO TERAPÉUTICO DE LAS PATOLOGÍAS


·         El HJM cuenta con equipo y tecnología de vanguardia que muy pocas instituciones de salud disponen

·         Ello permite realizar estudios radiológicos de alta especialidad

El Servicio de Radiología e Imagen es un área clave para el diagnóstico terapéutico de las diferentes patologías que se atienden en las 47 especialidades médicas con que cuenta el Hospital Juárez de México, afirmó el doctor Agustín Rodríguez Blas, Jefe del Servicio de Radiología e Imagen, quien señaló que al contar con personal médico altamente especializado y certificado, así como la mejor tecnología para el diagnóstico clínico, se ha constituido en un complemento fundamental en el diagnóstico y tratamiento terapéutico de los pacientes.

En entrevista, hizo notar que el HJM cuenta con equipo y tecnología de vanguardia, que muy pocas instituciones de salud disponen, lo cual nos permite realizar estudios radiológicos de alta especialidad.

Estos van desde placas simples de tórax, tomografías de 64 cortes, resonancias magnéticas, hasta la embolización de tumores, angiografías cerebrales, angiografías periféricas de miembros inferiores y procedimientos de quimioterapia intraarterial, que se llevan a cabo en muy pocos lugares del sistema nacional de salud y en la medicina privada.

Hizo notar que el Servicio de Radiología del HJM realiza mensualmente alrededor de 7 mil estudios que son solicitados por las diversas especialidades del hospital. De estos, 3 mil 700 corresponden a estudios de Rayos X, 250 mastografías, 60 estudios de radiología vascular, mil 300 estudios de ultrasonido, mil 500 tomografías, y 400 resonancias magnéticas, entre otros.

El Jefe del Servicio de Radiología, quien ha recibido el reconocimiento de las Sociedades Mexicanas de Radiología por su participación en el área académica de la misma, hizo notar que el Servicio de Radiología e Imagen cuenta con una sala intervencionista y equipos de resonancia magnética, tomógrafos, ultrasonido dopler, ultrasonido convencional, densitómetro óseo y mastógrafo con esterotaxia.

Además, añadió, dispone del sistema RIS-PACS de comunicación digital. Este, es un dispositivo tecnológico que resulta de gran importancia para el diagnóstico y el tratamiento terapéutico, ya que permite a los médicos de las diferentes especialidades analizar las radiografías o los estudios realizados desde su consultorio, en el área de hospitalización o el servicio de urgencias.

Esto nos coloca como una institución que es referente para el diagnóstico oportuno de las diferentes patologías que se atienden, ya que se trata de un sistema de comunicación de imágenes, con el propósito de contar con la información en tiempo real a los servicios de urgencias, hospitalización, urgencias y los distintos servicios médicos del hospital. 

Destacó que la innovación tecnológica en el campo de la radiología permite realizar estudios muy específicos, detallados y obtener imágenes de alta resolución, que incluso diferencian los distintos tejidos, sin afectar a los demás órganos.

El doctor Agustín Rodríguez Blas, quien es Sinodal en el Consejo Mexicano de Radiología en el área de Radiología Intervencionista,resaltó que el HJM es un hospital de referencia, que apoya a otros hospitales de la Ciudad de México y de los estados de México, Hidalgo, Tlaxcala y Puebla, principalmente.

Asimismo, destacó que el Servicio de Radiología e Imagen implementó la residencia médica en imagenología diagnóstica y terapéutica en donde los residentes egresan con un alto perfil profesional y son capaces de integrarse al trabajo profesional e incluso realizar subespecialidades. El Servicio ha publicado artículos a nivel nacional e internacional y apoya a médicos residentes del área, para publicar sus trabajos de investigación.


lunes, 13 de agosto de 2018

HAY MAYOR CONCIENCIA SOBRE LA CALIDAD DE LA SEGURIDAD DEL PACIENTE


·         Sin embargo falta mucho para hacer efectivas las medidas de prevención
·         Inicia el Curso Conceptos Básicos de Calidad y Seguridad del Paciente

A pesar de que en la actualidad hay mayor conciencia sobre la calidad de la atención y la seguridad del paciente, falta consolidar programas que hagan efectivas las medidas de prevención tan simples como el lavado de manos, afirmó el doctor José Manuel Conde Mercado.

Al participar en el Curso Conceptos Básicos de Calidad y Seguridad del Paciente que se lleva a cabo en el Aula magna del Hospital Juárez de México, hizo notar que desafortunadamente hay un atraso en la incorporación de estrategias de seguridad del paciente, por lo que se requiere redoblar el paso para incorporar estas acciones en los hospitales, clínicas y centros de salud.

“A pesar de que hay conciencia sobre la necesidad de impulsar acciones que garanticen la seguridad y la calidad de la atención, no todos le están entrando, y falta un largo camino por recorrer”, dijo.

El problema de la seguridad en la atención se presenta desde hace muchos años en todos los países, y esto se refleja en la preocupación por los efectos desfavorables, señaló el doctor Conde Mercado, quien hizo notar que mientras en julio de 1917 en el internet registraba alrededor de 140 mil artículos, un año después se incrementó a 300 mil publicaciones.  

La seguridad del paciente es una responsabilidad fundamental de todos los hospitales, y las medidas para brindar la seguridad no son costosas ni difíciles de aplicar, sobre todo si se aplican las acciones esenciales para evitar los errores y brindar una efectiva seguridad del paciente:

Identificación del paciente, Comunicación efectiva, Seguridad en el proceso de medicación, Seguridad en los procedimientos, Reducción del riesgo de infecciones asociadas a la atención, Reducción del riesgo de daño al paciente por causa de caídas, Registro y análisis de eventos centinela, eventos adversos y cuasifallas, y cultura de seguridad del paciente.
Sobre éste último rubro, destacó las acciones que el Hospital Juárez de México ha implementado, con el fin de consolidar la cultura de seguridad del paciente, así como sus familiares y los propios trabajadores en el ámbito hospitalario.

Indicó que como resultado de este movimiento, el HJM ha expresado su compromiso y ha sido punta de lanza en el establecimiento de diferentes acciones, al organizar sendos Congresos Nacionales, publicar el libro: Seguridad del Paciente, y establecer el Día de la Seguridad del Paciente.

Al poner en marcha los trabajos del Curso Conceptos Básicos de Calidad y Seguridad del Paciente, la doctora Fabiola Beltrán Torres dijo que el concepto de calidad ha ido avanzando, desde hacer lo correcto cuando nadie nos ve, pasando por el concepto de cero defectos, hasta el concepto de calidad y seguridad con un enfoque de prevención de riesgos y calidad total.

Dijo que desde su inicio con la cruzada nacional por la calidad de los servicios médicos, en el sistema nacional de salud se han impulsado estrategias para poner el tema en la agenda política.

Sin embargo, la doctora Beltrán Torres llamó la atención de los asistentes al enfatizar que debemos reconocer que nos falta mucho camino por avanzar, por lo que no se debe perder de vista la importancia de la capacitación en los temas de la calidad y seguridad del paciente, pero sobre todo involucrarnos más para hacerla efectiva.

Por esta razón –añadió—la Dirección de Planeación Estratégica y la División de Calidad de la Atención del HJM impulsan estos cursos que permitan otorgar a médicos, enfermeras y personal paramédico las herramientas necesarias en materia de calidad y seguridad del paciente.  




viernes, 10 de agosto de 2018

LA EXPLORACIÓN NEUROLÓGICA, RECURSO MÁS IMPORTANTE PARA LA DETECCIÓN DE ENFERMEDADES DEL SISTEMA NERVIOSO


·         Las hemorragias cerebrales, meningitis, esclerosis múltiples, Parkinson y tumores cerebrales son los padecimientos más frecuentes que se presentan en los servicios de Urgencias, Medicina Interna y Neurocirugía del HJM

·         A pesar de los avances que existen en los métodos de diagnóstico de las enfermedades neurológicas, no existe ningún método que supere a la exploración neurológica

La exploración neurológica es el recurso más importante con que se cuenta en la medicina para la detección y diagnóstico de las enfermedades del sistema nervioso, afirmó el doctor Alejandro González Muñoz, Jefe del Servicio de Neurología del Hospital Juárez de México.

 Al poner en marcha los trabajos del IV Curso sobre Exploración Neurológica, en el Auditorio “Doctor Manuel Velasco Suárez”, señaló que las hemorragias cerebrales, meningitis, esclerosis múltiples, Parkinson y los tumores cerebrales son los padecimientos más frecuentes que se presentan en los servicios de Urgencias, Medicina Interna y Neurocirugía del HJM.

Dichas enfermedades representan aproximadamente el 30 de los padecimientos neurológicos que se atienden en el HJM, por lo que resaltó la importancia de la exploración neurológica que identifique las enfermedades.

Expuso que la integración de los datos clínicos obtenidos mediante la Exploración Neurológica con los conocimientos neuroanatómicos y neurofisiológicos resulta de vital importancia para identificar oportuna y eficazmente posibles alteraciones neurológicas, para así poder brindar un tratamiento inicial adecuado o establecer criterios de referencia oportuna a otro nivel de atención.

Expuso que a pesar de los avances que existen en los métodos de diagnóstico de las enfermedades neurológicas, no existe ningún método que supere la información que puede obtenerse a través de una adecuada exploración neurológica.

De ahí la importancia del IV Curso sobre Exploración Neurológica que se llevó a cabo del seis al diez de agosto en el HJM, en el que se presentaron diversas ponencias sobre Exploración Neurológica, Exploración del Nervio Olfatorio, , Exploración del Nervio óptico y Fondo de Ojo, Exploración del Nervio Trigémino, Exploración del Nervio Facial, Exploración del Nervio Acústico.


jueves, 9 de agosto de 2018

LA CULTURA DE LA SEGURIDAD REQUIERE RECONOCER QUE NADIE ES INFALIBLE




·         El doctor Martín Antonio Manrique reiteró el compromiso del HJM con la seguridad de los pacientes y los trabajadores.



·         Lo que se pretende es disminuir los riesgos inherentes a la práctica médica





Para avanzar a una cultura de la calidad y la seguridad del paciente, debemos reconocer que nadie es infalible, por lo que debe prevalecer una actitud autocrítica en todos los procedimientos médicos, afirmó el doctor Martín Antonio Manrique, Director General del Hospital Juárez de México.

Para lograr este propósito, tenemos que reconocer que no tenemos la verdad absoluta y que podemos mejorar los procedimientos de atención a los pacientes, dijo.

Al encabezar la Sesión General en que se convocó a la comunidad médica, paramédica y de enfermería a establecer las prácticas de: Conocer, Notificar y Mejorar, como condición para brindar una atención médica con calidad, el doctor Martín Antonio Manrique reiteró el compromiso del HJM con la seguridad de los pacientes y los trabajadores, para disminuir los riesgos inherentes a la práctica médica.

Durante la sesión, los doctores Fabiola A. Beltrán Torres y Yefté Efraín Silva López advirtieron que en los hospitales se incrementa la posibilidad de que se produzca una contingencia o resultado adverso, que puede afectar tanto a los pacientes como a los trabajadores.

De hecho, dijeron que la atención médica puede ser tan peligrosa o más que el montañismo, las industria química, la operación de las plantas atómicas o las operaciones aéreas.

Indicaron que la propia Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que en los hospitales hay cierto grado de peligrosidad inherente al proceso de atención de salud. Se enfrentan riesgos quirúrgicos, caídas de pacientes, cardiovasculares y heridas por presión.

Frente a estas eventualidades, los especialistas de la Dirección de Planeación Estratégica señalaron la necesidad de reconocer que hay un cierto grado de peligrosidad inherente a cada paso del proceso de atención de salud.

Los doctores Beltrán Torres y Silva López dijeron que para avanzar en la seguridad del paciente, deben impulsarse estrategias que reduzcan la probabilidad de eventos adversos o daños resultantes de la exposición al sistema de atención médica.

Con ese propósito destacaron la importancia de consolidar en el hospital un sistema que permita conocer, notificar y mejorar frente a la posibilidad de que se ocurran  cuasifallas, eventos adversos y los eventos centinela en el proceso de atención médica.

Explicaron que una cuasifalla es cualquier variación del proceso de atención médica que pudo haber dado como resultado un evento adverso, lesión o enfermedad pero que no ocurrió por una casualidad o por una intervención oportuna.

Dijeron que un evento adverso es un suceso imprevisto, indeseado, potencialmente peligroso en asociación directa con la atención médica, que afecta al paciente con un daño físico o psicológico y es reversible.

Por lo que toca al evento centinela, señalaron que se trata de un suceso imprevisto resultado de la atención médica que produce la muerte del paciente, pérdida permanente de una función u órgano o una complicación grave.

Frente a estas eventualidades, dijeron que es aquí donde se refleja la madurez de las instituciones, ya que hay hospitales que declaran que son perfectos y quienesw reconocen la posibilidad de riesgos y se preocupan por la mejora de la calidad.

En el primer caso –indicaron- cuando se produce daño al paciente, no se toman medidas para corregir y/o mejorar, no se analizan los incidentes y se crea una cultura del secreto y silencio.

En cambio, las segundas generan estrategias para identificar, priorizar y reducir los riesgos. Asimismo, con un enfoque proactivo y sin fines punitivos se ocupan por ofrecer informes de los eventos adversos, cuasi-falla y evento centinela, identificación de procesos críticos, y avanzan hacia un modelo de gestión enfocado a la mejora continua de los procesos médicos.

Dijeron que para ofrecer entornos seguros para el paciente y sus familiares, se debe aprender del error, ser capaces de identificar los riesgos, diseñar procesos seguros y fortalecer las barreras de seguridad.




martes, 7 de agosto de 2018

EL HOSPITAL JUÁREZ DE MÉXICO Y LA ESCUELA SUPERIOR DE MEDICINA POR UNA FORMACIÓN MÉDICA CON SENTIDO SOCIAL



·         Martín Antonio Manrique y Ricardo García Cavazos encabezan la ceremonia de inauguración de los Ciclos Clínicos del Curso de Pregrado 2018-2019

·         En el Auditorio “Doctor Manuel Velasco Suárez” señalaron que es la hora de sumar esfuerzos para superar los retos que enfrenta el país

 El Hospital Juárez de México y la Escuela Superior de Medicina del Instituto Politécnico Nacional confirmaron su compromiso para la formación de médicos con responsabilidad y sentido social, durante la inauguración de los Ciclos Clínicos del Curso de Pregrado 2018-2019.

Durante la ceremonia, que encabezaron los doctores Martín Antonio Manrique, Director General del HJM, y Ricardo García Cavazos, director de la ESM, señalaron que para las instituciones de educación y salud es la hora de sumar esfuerzos con una actitud proactiva para superar los retos que enfrenta el país.

En ese sentido, señalaron que el Hospital Juárez de México y la Escuela Superior de Medicina se vinculan, para la generación de médicos con sólidos conocimientos y competentes que habrán de incorporarse a las tareas del Sistema Nacional de Salud.

Ante el doctor García Cavazos y los 120 estudiantes que cursarán del VI al IX semestre de la carrera de medicina en las diferentes especialidades médicas, el doctor Martín Antonio Manrique destacó que a pesar de las situaciones de guerra y revolución, y terremotos que afectaron la infraestructura física, el HJM ha brindado manera ininterrumpida, desde hace 171, una asistencia médica de calidad.

Pero además –continuó- cumple con su tarea como hospital escuela, porque no concebimos al ejercicio de la medicina sin la formación y capacitación de los nuevos médicos.

Antes de declarar la inauguración de los cursos clínicos, el Director General del HJM hizo notar que además de los alumnos de la Escuela Superior de Medicina, estudiantes de una decena más de instituciones de escuelas de medicina de diferentes universidades realizan aquí su servicio social, residencia y especialización.
  
Por su parte, el doctor Ricardo García Cavazos destacó que el Hospital Juárez de México es un ícono no solo en la asistencia médica sino también como una institución dedicada a la enseñanza de calidad.

Por ello, en el marco del 80 aniversario de la ESM, pidió a los estudiantes politécnicos convertirse en paradigma y marcar diferencia durante su estancia en el HJM. “Tenemos mucha esperanza en que ustedes”, les dijo.  

La ceremonia concluyó con el clásico “¡Huelum, Huelum! ¡Gloria! ” que los entusiasmados alumnos y autoridades hicieron resonar en el Auditorio “Doctor Manuel Velasco Suárez”.

Estuvieron presentes los doctores José Moreno Rodríguez, director de Investigación y Enseñanza; Patricia Solís Valdez, Coordinadora de Campos Clínicos de la ESM; Jaime Mellado Abrego, titular de la Unidad de Enseñanza del HJM; e Isela Guadalupe Rivera Monroy, Jefe de Pregrado del HJM.






.