Categoría: Eventos

Categoría: Destacado

viernes, 9 de marzo de 2018

CIRUGÍA LAPAROSCÓPICA DE ALTA COMPLEJIDAD, COADYUVANTE EN LA ATENCIÓN QUIRÚRGICA DEL CÁNCER



  •          Nuevo paradigma para intervenir a los pacientes.
  •          Una opción para disminuir la morbilidad factible, segura y de bajo costo.



La cirugía laparoscópica de alta complejidad es una herramienta importante para el tratamiento de problemas oncológicos, así lo señaló el Dr. Alberto Bazán Soto, Jefe de la División de Cirugía del Hospital Juárez de México al dar inicio a la Sesión General del Hospital.

El Dr. Erick Efraín Sosa Durán, de la Unidad de Oncología, habló sobre los antecedentes de la cirugía laparoscópica en la historia de la cirugía endoscópica, precisó que no es un evento aislado en el desarrollo de la cirugía en general, se integró de manera multidisciplinaria y fue a partir de 1911 cuando los médicos se dieron cuenta que estaban haciendo cirugías innecesarias en pacientes inoperables. Para entonces ya se le estaba dando la importancia a la cirugía laparoscópica para ir más allá y no someter al paciente a una cirugía innecesaria.

Durante los años 30 y 40 hubo más publicaciones sobre el tema, se utilizaba para diagnóstico y toma de biopsias, ya en los 80 y 90 los cirujanos realizaron las principales resecciones de patología benigna y cáncer, puntualizó que actualmente es una herramienta diagnóstica y terapéutica, con 30 años de uso.

En su intervención, el Dr. Gabriel Caballero Ambríz, alumno del programa de cirugía oncológica por laparoscopía, expuso el tema “Implantes en los puertos de trabajo: ¿es una limitante? y como prevenirlos”, señaló que de acuerdo con varias hipótesis,  las principales causas de un implante en el puerto de trabajo, son las relacionadas a: la técnica quirúrgica, herida y tipo de tumor.

Destacó que las estrategias para prevenirla son: 
1.- Adiestramiento del equipo quirúrgico 
2.- Selección de pacientes 
3.- Neumoperitoneo con Helio 
4.- Evitar Presión intraabdominal alta 
5.- Anclaje de puertos de trabajo, entre otras. 

En el Hospital Juárez de México de enero  de 2011 a diciembre de 2017, se han atendido 750 casos por Cirugía Toracolaparoscópica, solo se ha tenido un caso de implantes en los puertos de trabajo concluyó.
                                                                                   
El Dr. Xicotencatl Jiménez Villanueva, cirujano adscrito a la Unidad de Oncología, habló sobre “El estado actual de la cirugía laparoscópica en cáncer ginecológico”, donde expuso el rol de la laparoscopía en el tratamiento de cáncer ginecológico, dijo que se ha expandido gracias a los avances tecnológicos en las 3 últimas décadas como una opción a la cirugía abierta, con una menor morbilidad a bajo costo.
                                                                                                                                                       
Resaltó que entre sus principales aplicaciones están: histerectomía radical laparoscópica, cirugía etapificadora de endometrio, etapificadora de ovario, traquelectomía vaginal radical con linfadenectomía pélvica y masa anexial.  Además entre sus ventajas esta: una menor morbilidad posoperatoria, convalecencia rápida y adyuvancia temprana. En el caso de histerectomía radical laparoscópica vs la abierta, puntualizó que es: factible y segura, de baja morbilidad, con menor estancia hospitalaria, de tiempo quirúrgico prolongado y no hay diferencia en el resultado de patología.

Por su parte, Dr. Ziad Arbohap Hasan, habló acerca de “El Estado actual de la cirugía laparoscópica en cáncer de tubo digestivo”, donde indicó que el tratamiento del cáncer es multidisciplinario, está dictado por la etapa clínica, cuya base de tratamiento es la cirugía.

Señaló que hoy, la cirugía laparoscópica tiene múltiples usos, entre los que está: el  diagnóstico, la etapificación, el terapéutico y el paliativo. La evidencia actual nos indica que es: factible, segura, compleja y difícil de realizar en centros de alto volumen. Concluyó su intervención, diciendo que en la experiencia del Hospital Juárez se han atendido en 801 casos de cirugía oncológica resueltos por laparoscopía.