Categoría: Eventos

Categoría: Destacado

domingo, 4 de febrero de 2018

DOCTOR JOSE MANUEL CONDE MERCADO, CUATRO DÉCADAS EN LA HISTORIA DEL HOSPITAL JUÁREZ DE MÉXICO



·         Colaborar para que el HJM fuera reconocido entre los más importantes del país, una satisfacción personal, afirmó el doctor José Manuel Conde Mercado

·         En vísperas de su jubilación después de 41 años de servicio, conminó a la comunidad hospitalaria: “Tenemos que creérnosla, somos uno de los mejores hospitales”

·         Sus apuntes se convirtieron en un manual que entre los especialistas de medicina crítica se conoció como “El Condecito”

·         la seguridad en la atención del paciente, uno de sus legados que deja al hospital
Con más de cuatro décadas dedicadas al ejercicio de la medicina, el doctor José Manuel Conde Mercado afirmó que entre los logros más importantes de su trayectoria profesional fue sumar su esfuerzo para que el Hospital Juárez de México fuera reconocido entre los más importantes del país, por la calidad y seguridad de la atención.
“De ser señalados como el hermanito menor, pasamos a ser reconocidos como una de las principales instituciones médicas, incluso es una de las mejor posicionadas a nivel nacional, incluso superior a algunos de los grandes institutos de la Secretaría de Salud”, enfatizó.
En entrevista, en vísperas de su jubilación después de 41 años de servicio, el doctor Conde Mercado conminó a la comunidad médica, residentes, enfermeras y trabajadores de servicios generales: “Tenemos que creérnosla. Somos uno de los mejores hospitales. Esta es una visión que cada vez más es compartida de manera importante”.
En la medicina pública y privada se admite el prestigio del HJM como un hospital que a pesar de sus carencias presupuestales, brinda asistencia médica de calidad a la población más desprotegida, y cumple con su papel histórico en la formación de médicos y especialistas del más alto nivel.
“Por ello –recalcó- no fue nada casual que el Secretario de Salud, doctor José Narro Robles, encabezara el festejo del 170 aniversario del hospital, y que además tuvieran una participación relevante los tres últimos ex Secretarios de Salud: José Ángel Córdoba Villalobos, Salomón Chertorivski Woldenberg y Mercedes Juan López”.
En este proceso de transformación, recalcó, se dieron hechos trascendentes, como su certificación por parte del Consejo de Salubridad General; su integración a la Comisión Coordinadora de Institutos Nacionales de Salud y Hospitales de Alta Especialidad, y, sobre todo, al convertirse en un organismo descentralizado.
Al hacer una revisión de su paso por el hospital, en donde llegó a ocupar el cargo de Director Médico, el doctor Conde Mercado señaló que en el año de 1977 pasó del Hospital Español al Hospital Juárez.
Llegué con la encomienda de abrir la Unidad de Terapia Intensiva, que al interrelacionarse con otros servicios, con el tiempo derivó en la apertura de la Unidad Coronaria, los servicios de Hemodiálisis y Urgencias Adultos, además de la apertura de la Unidad de Apoyo Nutricio.
Esto nos posicionó a las Terapias Intensivas del hospital nivel nacional, como unidades con un muy buen nivel de atención, en donde además se forman especialistas de medicina crítica que hoy trabajan exitosamente en diferentes instituciones del Sistema Nacional de Salud.
“Fue aquí en donde empecé a realizar anotaciones sobre experiencias y consejos útiles sobre la atención al paciente en estado crítico. Con el tiempo estos apuntes se convirtieron en un manual que entre los especialistas se conoció como “El Condecito”. Esto motivó la edición de un libro: “Tópicos Innovadores en Medicina Crítica”, y participaría luego en la elaboración de unos quince libros con temas del manejo de las Terapias Intensivas.
Al referirse luego a la seguridad en la atención del paciente, considera que este es uno de sus legados que deja al hospital, al considerar que aquí se cobró conciencia de impulsar el movimiento por la seguridad del paciente. “Esta –remarcó- es una responsabilidad fundamental de todos los hospitales, y las medidas para brindar la seguridad no son costosas ni difíciles de aplicar”.
Indicó que como resultado de este movimiento, el Hospital Juárez de México ha sido punta de lanza en su establecimiento, al organizar dos Congresos Nacionales, publicar el libro: Seguridad del Paciente, que próximamente entrará en su segunda edición, y establecer el Día de la Seguridad del Paciente. “Este es uno de los principales retos y asignaturas que deberán continuarse en el futuro”, sostuvo.
Expuso que otra de las principales satisfacciones que se lleva es su tarea como formador de varias generaciones de médicos. Como profesor titular del Curso de Medicina Crítica, por 34 años formó a centenares de médicos.
Esta tarea cobró un notable impulso después de los sismos del 19 de septiembre de 1985, cuando se abrieron en el HJM residencias formales sobre especialidades que antes no se tenían, que ha sido vital para la reafirmación del HJM como hospital-Escuela, añadió.
Desde entonces se ha favorecido la especialización no sólo en las ciencias médicas, sino también en la parte administrativa y de enfermería, y por ello actualmente se tienen convenios con doce universidades de todo el país, e incluso del extranjero, que envían a sus médicos para graduarse y especializarse en el HJM.
Toda esta labor –subrayó- no pudo haberla llevado a cabo de no haber contado con el apoyo de su esposa, la señora Yolanda Cuevas Gómez, y de sus tres hijas.
También, prosiguió, fueron puntales en su desarrollo profesional y personal, sus grandes amigos de toda la vida, como Gilberto Lozano, Jesús Varela y Raúl Olaeta, entre otros presentes y ausentes.