Categoría: Eventos

Categoría: Destacado

lunes, 12 de marzo de 2018

NIÑOS SIN VACUNAS PRESENTAN MAYOR RIESGO A ENTEROVIRUS



  • Los enterovirus pediátricos, silenciosos y frecuentes en menores de cinco años; por lo regular, se contagian en las guarderías.

Aunque en México, en los últimos años no se han visto brotes de enterovirus que causen enfermedades graves y dejen secuelas como la poliomielitis, el serotipo Coxsackie es el más frecuente en menores de 5 años, provocándoles llagas dolorosas en la boca y salpullido, que no les permite comer.


Síntomas
Los enterovirus son un grupo de virus que se transmiten por vías entéricas, es decir, mediante secreciones como heces fecales o saliva.Existen más de 100 tipos, por lo que los síntomas en cada paciente contagiado pueden variar, sin embargo, las manifestaciones más comunes son infecciones gastrointestinales: diarrea, vómito y dolor abdominal; malestares respiratorios como faringitis, tos, estornudos, fiebre; reaccionescutáneas como salpullido, llagas.
Aunque hay casos graves en los que se puede desarrollar padecimientos como encefalitis y parálisis motoras.
“Hasta manifestaciones más peligrosas como encefalitis, meningitis, parálisis motoras parecidas a la polio, entre otras complicaciones, dependiendo del tipo de enterovirus”, señaló la pediatra Blanca González, especialista en enfermedades infecciosas del Cleveland Clinic Florida, en entrevista para El Sol de México.
En Estados Unidos, se calcula de 10 a 15 millones de personas contagiadas al año, que requieren hospitalización. En 2014 hubo un brote de enterovirus D68, que causó neumonía, asma y mielitis transversal.
No hay vacunas ni tratamientos específicos
De acuerdo con la especialista, “para la población no tenemos un tratamiento específico para los enterovirus ni hay una vacuna, como para la polio”.
Edith González Vázquez, adscrita al Servicio de Infectología Pediátrica del Hospital Juárez, explicó que a los niños se les dan “medidas de soporte, al ser síntomas de enfermedades transitorias, que remiten de 7 a 10 días. Si tiene muchas vesículas en la boca por el Coxsackie y el niño no puede comer, se le dan enjuagues para que desaparezcan las molestias; si tiene fiebre, se le da tratamiento antipirético. El niño solito tiene que combatir el virus”.Clínicamente no hay un modo de detectarlo, dijo, pero se puede ver el tipo de enterovirus mediante pruebas PCR.
Coxsackie o enfermedad de manos, pies y boca
En México, el enterovirus Coxsackie es el más frecuente en los menores de 5 años, con un pico máximo de contagio en los niños de dos años, en lugares con exposición como las guarderías, según datos de la Secretaría de Salud.
Los brotes ocurren en verano y otoño. Los síntomas son fiebre alta, malestar general y dolor de garganta. Se presentan llagas dolorosas en boca y garganta, que no les permite ingerir alimentos ni líquidos. El tratamiento recomendado por el sector salud es administrar medicamentos para controlar la fiebre y el dolor. Para las lesiones se pueden usar sustancias como el polvo coloide. Alimentar al menor con líquidos fríos y lácteos. Evitar la ingesta de jugos que le provoquen dolor.
“Realmente no hay cifras establecidas para decir cuántos casos se presentan al año. En 2017 hubo unos 100 casos en el Hospital Juárez, pero es común que haya pequeños brotes de virus transitorios en los niños; presentan fiebre y luego se les quita sin que les den ningún medicamento”.