Categoría: Eventos

Categoría: Destacado

viernes, 23 de marzo de 2018

PRESENTAN EN EL HJM LA OBRA: QUE DEJEN TODITOS LOS SUEÑOS ABIERTOS




·         El actor y cuenta cuentos Mario Iván Martínez presentó la obra que fue recibida con regocijo por pacientes y sus familiares

·         El embajador de la música del Grillito cantor Interpretó clásicas las tradicionales canciones infantiles, comoChe Araña, El Ropero, Juan Pestañas y El Ratón Vaquero

Como en los viejos tiempos de la XEW, el espíritu alegre y cascabelero de Francisco Gabilondo Soler Cri Cri se apropió del Auditorio “Doctor Manuel Velasco Suárez” del Hospital Juárez de México, para contar los tradicionales cuentos y las historias que se convirtieron en clásicas canciones infantiles, como Che Araña, El Ropero, Juan Pestañas y El Ratón Vaquero, entre las más famosas que han hecho volar la imaginación de los niños y la de los papás de los niños.

Con una propuesta teatral dedicada a los pacientes hospitalizados en el Servicio de Pediatría, el actor y cuenta cuentos Mario Iván Martínez presentó la obra Que dejen toditos los sueños abiertos, que recién fue puesta en escena en un teatro de la capital, y fue recibida con regocijo por pacientes y sus familiares.

Convertido en el embajador itinerante de la obra del Grillito Cantor, Mario Iván Martínez rindió en esta obra un homenaje al célebre cantautor veracruzano, que en el año de 1934 inició un programa en la llamada Catedral de la Radio, para narrar historias sobre animales y otros personajes.

Atraídos por la magia del espectáculo del actor Mario Iván Martínez, quien es acompañado por el gran entusiasmo de los actores, bailarines y cantantes Jimena Parés y Pablo Rodríguez, docenas de pequeños acompañados por sus padres, médicos, enfermeras y personal del hospital llenaron el auditorio con el ánimo de escuchar las canciones infantiles que nunca han pasado de moda.

Entre ellas, mencionaron a La Marcha de las letras, La Patita, El Chorrito, Caminito de la Escuela, La Muñeca Fea y El Ropero. Otros recordaron Che Araña, La Sirenita, El barquito de Cáscara de Nuez, Chong Ki Fu, Jorobita, El Fantasma, Los Sueños, El Jicote Aguamielero, Juan PestañasSin embargola más conocida y la que todos querían escuchar fue El Ratón Vaquero.

Con ganas de divertirse, muchos de los asistentes llegaron con más de dos horas de anticipación, y expresaron su satisfacción al encontrarse con un escenario en el que destacaba un enorme y simpático payaso, elaborado con globos de colores, y dados con las letras vocales.

Los padres de familia que llegaron con sus hijos, dijeron formar parte de la legión de fans de Mario Iván Martínez, a quien han seguido de cerca a lo largo de su trayectoria artística. Vinieron de las diversas delegaciones políticas, y de los estados de México e Hidalgo.    

Caterina Aracely, de ocho años de edad; Mindy Guadalupe, de seis, de Cuautitlán; Erick Paulo, de siete; y María Fernanda, de trece, fueron los primeros pacientes en  llegar apoyados por los camilleros y las enfermeras del cuarto piso de hospitalización.  

Con gran sentido del humor, ágil y alegre, la obra Que dejen toditos los sueños abiertos tiene el objetivo de celebrar el 110 aniversario del natalicio de Francisco Gabilondo Soler, en ella se narran sus viajes por diversas partes del mundo, adherezados con las más famosas canciones infantiles que compuso.

El inicio de la obra que tiene una duración de hora y media, no podía ser otro que con la conocida Marcha de las Letras, al que siguieron sus conocidos personajes, como Ché Araña bailando tango, el camello come helados, el jicote aguamielero y, finalmente la clásica de clásicas que todos esperaban: El Ratón Vaquero, en la que participó el coro del Hospital Juárez de México, bajo la batuta del maestro Nahúm Aquino Crisóstomo (piano), y acompañado por los maestros Carlos Sánchez López (Violonchelo), y Alan Luna Nava (Violín).
A través de las populares canciones infantiles, los asistentes también tuvieron oportunidad de ver los videos de los viajes del Grillito Cantor y algunos de los personajes fantásticos de sus más de 260 canciones. Finalmente, el doctor Martín Antonio Manrique agradeció a los actores Mario Iván Martínez, Jimena Parés y Pablo Rodríguez haber traído la obra al Hospital Juárez de México, y les entregó diplomas de reconocimiento.