Categoría: Eventos

Categoría: Destacado

lunes, 7 de mayo de 2018

EMBARAZO EN ADOLESCENTES INCREMENTA EN RIESGO DE EMERGENCIAS OBSTÉTRICAS


  • En México se embarazan alrededor de 340 mil mujeres menores de 19 años

  • Sólo el 25 por ciento de las embarazadas asiste a programas de control natal
En México se embarazan alrededor de 340 mil mujeres menores de 19 años, con lo cual se incrementan los principales riesgos de hemorragia, infección y preclamsia, que impactan la mortalidad materna, afirmó el doctor Sergio Edgar Zamora Gómez, quien señaló además que sólo el 25 por ciento de las mujeres en estado de gravidez  asiste a programas de control natal.
Frente a esta situación, al ponerse en marcha los trabajos del Cuarto Curso de Obstetricia Crítica, Emergencias y Tópicos Actuales en el Hospital Juárez de México, que organiza la Unidad de Cuidados Intensivos del HJM, señaló la conveniencia de que el sector salud incremente la cobertura médica de la población y mejore la educación para que las mujeres en estado de gravidez ingresen a programas de control natal.  
En entrevista, el especialista señaló que el curso tiene como objetivo avanzar en la capacitación y actualización médica para atender este tipo de emergencias, con el fin de reducir las complicaciones. Por ello se abordarán temas como Código Mater, Preclampsia, Hemorragias Obstétricas, Sepsis del Embarazo.
En el curso, añadió, entre otros temas se impartirán los talleres sobre Control de Hemorragia Obstétrica y el Manejo de la Preclampsia.
El especialista indicó que la mortalidad materna es un problema de salud pública y es directamente proporcional al desarrollo del país. “Desafortunadamente en México siguen ocurriendo muertes de mujeres en estado de gravidez, a diferencia de otros países desarrollados, en donde no ocurren”, añadió.
En nuestro país, indicó el doctor Zamora Gómez, pese a los programas del sector salud para atender el embarazo, la tasa de mortalidad es del 20%. Sin embargo se da impulso a la atención de las mujeres, en atención de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, que pretende reducir para el 2030 la tasa mundial de mortalidad materna a menos de 70 por cada 100 mil nacidos vivos.
Con ese objetivo, añadió, debemos ser capaces de garantizar el acceso universal a los servicios de salud reproductiva, incluidos los de planificación de la familia, información y educación, y la integración de la salud reproductiva en las estrategias y los programas nacionales.
Destacó la importancia de la capacitación y actualización médica respecto del diagnóstico y el manejo de las emergencias obstétricas, ya que de diez mujeres en gravidez, cuatro terminan en una situación de emergencia, principalmente por hemorragia, infección y preclamsia.

Se trata de mujeres que requieren tener un diagnóstico temprano, para lo cual la red de atención médica del país debe reducir los tiempos de atención, añadió el médico intensivista.