Categoría: Eventos

Categoría: Destacado

miércoles, 20 de junio de 2018

LA UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DEL ESTADO DE HIDALGO RECONOCIÓ LA CALIDAD DE LA ENSEÑANZA DEL HJM


  • El Rector de la UAEH, Maestro Adolfo Pontigo Loyola, resaltó la trayectoria del HJM como hospital escuela
  • Hizo entrega de un reconocimiento a la enfermera Mónica Patricia Parra Flores, jefa de enfermeras de la Unidad de Trasplantes del HJM
La Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo hizo un reconocimiento a la calidad de la enseñanza del Hospital Juárez de México, y destacó el papel de la institución hospitalaria para la preparación de los profesionales de enfermería de esa casa de estudios.   
Al entregar diplomas a diferentes instituciones que impulsan el desarrollo de las competencias del alumnado de la universidad, el Rector de la UAEH, Maestro Adolfo Pontigo Loyola, resaltó la trayectoria del HJM como hospital escuela.
En la ceremonia, el rector Pontigo Loyola hizo entrega del reconocimiento a la enfermera Mónica Patricia Parra Flores, jefa de enfermeras de la Unidad de Trasplantes del HJM, al tiempo que autoridades de esa casa de estudios expresaron su satisfacción por la tarea que lleva a cabo el hospital en la formación de los estudiantes de enfermería.
Satisfecha de haber recibido el reconocimiento, la enfermera Parra Flores señaló que este es un reconocimiento al hospital, sus autoridades y las 20 enfermeras asignadas a la Unidad de Trasplantes, que desde hace una década, brindan oportunidad a los estudiantes para que realicen sus prácticas clínicas.
Con 17 años de labor en el Servicio de Nefrología y Trasplante de Órganos, que ahora se denomina Unidad de Trasplantes, la especialista destacó que alumnos de enfermería de 14 escuelas de enfermería, acreditadas por la Secretaría de Educación Pública, reciben el apoyo y la orientación de las enfermeras de los diferentes servicios hospitalarios, entre ellos la Unidad de Trasplantes.
“Especialmente con nosotros, aprenden el manejo de pacientes a quienes se les trasplantó un riñón. Se les enseña a movilizar, monitorizar los signos vitales y a operar las bombas de infusión, a través de las cuales se les suministran los medicamentos indicados por los médicos”, dijo.
Sin embargo, señaló que ante todo, a los alumnos se les inculca que tienen en sus manos la gran responsabilidad de la vida de los pacientes, que en todo momento deben recibir un trato digno y humano.
Lo esencial es que adquieran la disciplina de confirmar y ratificar las prescripciones médicas, que no debe haber dudas en el suministro de los medicamentos, que deben seguir fielmente el lavado de manos para evitar infecciones, que deben confirmar que están con el paciente correcto y que están suministrando el medicamento correcto, entre otras medidas, para evitar eventos adversos, añadió.


Comprometida con su profesión, Parra Flores resaltó la importancia de ofrecer una mejor capacitación a los estudiantes de enfermería, para que puedan ser más eficaces en su labor profesional.

Deben entender que desempeñamos un papel crucial, y realizamos nuestro trabajo con toda responsabilidad, ética profesional, y sobre todo con mucha calidad humana, concluyó.