Categoría: Eventos

Categoría: Destacado

lunes, 23 de julio de 2018

LA INTERRUPCIÓN ABRUPTA DE ALCOHOL PUEDE PROVOCAR DELIRIUM TREMENS



·         Concluyen los trabajos del Segundo Curso de Manejo del Paciente Crítico en Urgencias

·         Alertan contra las granjas o centros de tratamiento que carecen del conocimiento para atender a las personas alcohólicas


La interrupción abrupta, voluntaria o involuntaria, de alcohol puede conducir al bebedor a un estado de delirium tremens, que si no es tratado adecuadamente puede provocarle la muerte, alertó el médico urgenciólogo Marco Antonio Toledo Rivera, quien alertó contra las granjas o centros de tratamiento que carecen del conocimiento para atender a las personas alcohólicas.   

Señaló que los pacientes que se someten a la abstinencia en el consumo de alcohol pueden presentar alucinaciones visuales o auditivas de carácter psicológico, alteraciones en la conducta, entre otros datos de alarma.

En los trabajos del Segundo Curso de Manejo del Paciente Crítico en Urgencias, que se llevó a cabo en el Hospital Juárez de México, señaló que el alcoholismo es una enfermedad subdiagnosticada y expuso la necesidad de que los pacientes con delirium tremens sean tratados en una Unidad de Cuidados Intensivos por equipos multidisciplinarios.

Al respecto, el médico adscrito a la Unidad de Cuidados Intensivos del HJM hizo notar que este problema es muy grave, y puede tener consecuencias fatales. Entre el 35 y el 40 por ciento de este tipo de pacientes puede morir si no recibe la atención adecuada, dijo.

Durante su participación, indicó que consumir diariamente cuatro o más copas de vino, en el caso de los hombres, y dos o más copas diarias, en el caso de las mujeres, es un signo de alerta de alcoholismo.

El doctor Toledo Rivera señaló que para la atención de pacientes con Delirium Tremens se requieren equipos multidisciplinarios integrados por médicos, psicólogos, psiquiatras, enfermeras y paramédicos bien entrenados y capacitados para atender este tipo de emergencias.
Indicó que antes de llevar al paciente alcohólico a una granja o clínica de desintoxicación, los familiares deben acudir a un médico que sea capaz de identificar los signos de alarma.
Por otra parte, señaló que de acuerdo a información de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 40% de la población mundial ha caído en estado de ebriedad antes de los 20 años de edad, lo cual está relacionado con los accidentes de tránsito.

En ese sentido, el urgenciólogo señaló la importancia de los programas de Alcoholímetro que funcionan especialmente los fines de semana, y que en lugares como la Ciudad de México han contribuido a disminuir el consumo de alcohol y los accidentes viales.