Categoría: Eventos

Categoría: Destacado

viernes, 2 de febrero de 2018

KALIMBA LLEVÓ SUS CANCIONES A PACIENTE DEL HJM Y LO INVITA A COMPONER EN SU ESTUDIO



·         Sean Cervantes Martínez se sorprendió al observar que su ídolo se aproximaba hasta su cama y le cantaba sus grandes éxitos

·         “Le habíamos prometido que en cuanto saliera del hospital lo llevaríamos a uno de los conciertos de Kalimba”, dijo su mamá Diana Martínez Luviano



Antes de que perdiera su brazo izquierdo por el agresivo cáncer que lo aqueja, su gran deseo era asistir a un concierto de Kalimba. Ayer, el cantautor le llevó sus interpretaciones y unos momentos de convivencia fraterna hasta su cama 477 en el Hospital Juárez de México.

Momentos antes de ser dado de alta, Sean Cervantes Martínez se sorprendió al observar que su ídolo se aproximaba hasta su cama y le cantaba:  

...Estoy tocando fondo/ Me niego a estar sin ti/ Te tengo que recuperar/ O de una vez dejarte ir/...

Por un momento Sean se sintió traicionado por las lágrimas, pero se repuso de inmediato. Sus cuatro compañeros de una de las salas del servicio de Pediatría miraban extrañados. Intentaban entender lo que estaba ocurriendo.

Sean dibujó una sonrisa en su semblante, comprendió la sorpresa que le habían preparado y festejó con una sonrisa. Luego unió su voz a la de Kalimba. Armonizaron sus voces en un dueto improvisado: 

Pasa la angustia tan cerca de mi/ Cuando de aquí te alejas/ Se que el insomnio sigue por ahí/ Esperando que intente dormir/ Me quedado solo y así/ No planeaba vivir/ Me quedado solo y sin ti/ Es tan fácil volverse loco/.

El sueño se había cumplido. Traspasaba lo imaginado. Sean y Kalimba se fundieron en un abrazo largo, que conmovió a la madre del paciente, Diana Martínez Luviano, a la enfermera Beatriz Benigno Nava, los médicos, los demás pacientes.

“Le habíamos prometido que en cuanto saliera del hospital lo llevaríamos a uno de los conciertos de Kalimba, pero de alguna manera la Fundación México Sonríe supo de sus sueños, y hoy se lo ha realizado”, dijo la señora Diana Martínez Luviano, quien se mostró satisfecha por la alegría de Sean.

-No sabía que cantaras -le dijo un emocionado Kalimba, quien se mostró siempre cortés y entusiasmado por haber hecho posible el deseo de Sean, quien libra una esforzada batalla contra el Cáncer.

Sin que se lo pidiera Sean, empezó a cantar Hoy despertando el corazónGrita que no estoy yendo a ninguna parteJunta pedazos de un amor/ Como un rompecabezas que me dejaste/ Voy a pedirle al tiempo libertadPero él al darse cuenta que no estás me obligó a buscarte/. El complacido paciente también volvió a unir su voz, demostrando que se sabía la canción “Estrellas Rotas”. Al final, cosecharon aplausos de los demás pacientes, también gustosos por compartir el concierto.

Ante el singular auditorio, el paciente y el cantautor mexicano iniciaron una prolongada y amena charla sobre su afición por la música de rock y las baladas, y el futbol. Otros pacientes, como Erick Alejandro y José se acercaron hasta la sala de hospitalización ocupada por Sean, y el joven cantante con una sonrisa franca los invitó a sentarse junto a él.

Entre las cosas que llevaba, Kalimba sacó una guitarra y empezó a cantar “Un Nuevo Mundo sin Ti”:

Se te acabo la primaveraYa no quieres que te quiera quieres solo alejarte/
Y en el camino de tu vida has decidido/ estoy perdido y vas dejándome aparte/
Ya no voy a intentar volar contigo porque mira/ No soy suicida y ahora sé que las caídaspara ti son una forma de arteSabes que yo soy quien pudo amarte
Hoy ya no/

De pronto, esa sala de hospitalización y el pasillo se llenaron de pacientes, que se acercaron con ánimo de estar cerca del ex integrante de uno de los grupos infantiles más conocidos de México, la Onda Vaselina (hoy OV7), quien mostró su faceta altruista.

En la larga charla, se refirieron al esfuerzo, afanes, angustias y deseos para ir en busca de la creatividad, y contar una historia o componer una canción.
-¿Cómo puedo estar tan inspirado para escribir? Se me quedan cortas las letras a la hora de escribir. Me gustaría dedicarme a la música. Tengo muchos proyectos, pero esta enfermedad me detiene --- se sinceró Sean.
-Te invito a mi estudio de grabación. Ven el día que tú quieras y podremos trabajar ahí. Intentaremos componer algo. La música es un gran sentimiento, pero atrás de una canción hay un gran trabajo en el estudio ---concluyó el cantante mexicano, quien todavía se dio tiempo para tomarse la foto con otros fans que se encontró en el Hospital Juárez de México.